Detenido un marroquí de 53 años como autor de varios de los robos sucedidos en Palencia en Navidad

Lamparario de la iglesia de San Telmo forzado, supuestamente, por el ladrón ahora detenido. /Marta Moras
Lamparario de la iglesia de San Telmo forzado, supuestamente, por el ladrón ahora detenido. / Marta Moras

El hombre fue sorprendido mientras robaba en un bar de la Avenida Valladolid y la Policía ha probado que rompió una puerta de la Parroquia de San Telmo para llevarse el cepillo

El Norte
EL NORTEPalencia

La Policía Nacional de la Comisaría de Palencia ha logrado detener a un vecino de Saldaña de 53 años y origen marroquí por el robo con fuerza de varios establecimientos. Además, a este detenido también se le relaciona con los robos cometidos en los últimos meses en distintas parroquias de la ciudad de Palencia, de las que se llevaba el cepillo de las mismas o el dinero en efectivo que se encontraba en los despachos. Concretamente, la Policía Judicial ha conseguido probar que es el autor del robo en la Parroquia de San Telmo del pasado mes de diciembre.

El detenido, con antecedentes policiales y una reclamación judicial en vigor, actuaba aprovechando la noche en la zona centro y por las inmediaciones de la Avenida de Valladolid. El modo de acceso al interior de los establecimientos, principalmente bares, era el siguiente: forzaba la persiana de cierre con un elemento contundente o desde ventanas de patios interiores para lograr acceder al interior de los establecimientos y apalancar las máquinas tragaperras para apoderarse de la recaudación después de dejar las máquinas muy dañadas.

Se da la circunstancia de que este detenido, lo fue al ser sorprendido «in fraganti», cuando acababa de robar en el interior de un bar en la avenida de Valladolid, gracias a la rápida actuación de los funcionarios de la Brigada de Seguridad Ciudadana, que evitaron que huyera con el botín robado.

Con esta detención y la de un varón de 28 años, al que también se le imputan varios robos con fuerza, la Policía frena la ola de robos que registró Palencia durante las pasadas Navidades. Aunque la manera de actuar de los dos arrestados tenían puntos en común: eran ladrones que se cobijaban en la oscuridad para cometer sus delitos y forzaban la entrada en los locales, no tienen relación entre ellos, y el 'modus operandi' para acceder a dichos establecimientos era diferente. El más joven de ellos, de nacionalidad española y con un amplio historial delictivo, actuaba de noche, apalancando las persianas de cierre de los establecimientos comerciales, fracturando el cristal o forzando las puertas, para posteriormente entrar en los mismos y dirigirse a las cajas registradoras y, en escasos segundos, apoderarse del dinero en efectivo que hubiera, saliendo corriendo de la zona, antes de la llegada de los agentes.

La policía judicial ha probado que el detenido de nacionalidad española es el autor de al menos cinco robos con fuerza en tres bares, una perfumería y una farmacia, y también se le relaciona con la comisión en grado de tentativa, de al menos ocho más, todos ellos cometidos en la zona centro de Palencia y en la zona cercana a la avenida de Santander entre los diás 27 de diciembre y el 6 de enero. Por otro lado, se le ha imputado, la comisión de tres robos de vehículo en grado de tentativa. Accedía a ellos apalancando una de las puertas, para una vez dentro, romper la carcasa que protege el bloqueo de la dirección y realizar un puente, para arrancar. En ninguna de las ocasiones alcanzó su objetivo, y ello sobre todo gracias a la colaboración ciudadana.