Detenido un extranjero de 41 años por agresión sexual y malos tratos a su expareja

Comisarái de la Policía Nacional. /Antonio Quintero
Comisarái de la Policía Nacional. / Antonio Quintero

La denuncia se presentó el domingo, un día después de que una joven denunciara otra agresión sexual por parte de un primo de su amiga

R. S. RICOPalencia

Dicen los expertos que ocurre en muchas ciudades, que las agresiones sexuales vienen seguidas en ocasiones y que después pasa un largo tiempo sin que se denuncien casos así. Sea como fuere, la Policía Nacional está investigando en estas últimas semanas varias denuncias de este tipo, la última ocurrida en la noche del pasado domingo en la capital palentina, cuando una mujer de origen extranjero denunció haber sido víctima de los presuntos delitos de agresión sexual y malos tratos por parte de su expareja, de nacionalidad también extranjera.

Como sucede en estos casos, hay hermetismo oficial al respecto y no han trascendido detalles del caso, si bien, al parecer, el hombre detenido, nacido en 1977, podía extorsionar a su exmujer y el pasado domingo la agredió sexualmente en su casa.

Los hechos denunciados tuvieron lugar supuestamente dos días después de la denuncia por agresión sexual formulada el pasado vie0rnes por una joven también en la capital, hechos por los que ha abierto diligencias la Policía Nacional, que investiga a un joven por ese presunto intento de agresión sexual.

Según esa segunda denuncia, los hechos sucedieron en la noche del viernes, cuando el joven, al parecer primo de una amiga de la víctima, presuntamente intentó agredirla sexualmente en una casa, sin que por el momento hayan trascendido más detalles de la investigación ni haya confirmación de la detención del joven.

También la semana pasada, en la madrugada del lunes al martes, la Comisaría de Palencia registró una denuncia por violación presentada por una mujer contra su novio. Sin embargo, la Policía Nacional duda de la veracidad de los hechos, que según la víctima, ocurrieron sobre las 4:00 horas. La Policía Nacional dio aviso al forense, que procedió a examinar a la víctima, pero de ese examen se desprende que no hay indicios ni rastros concluyentes de una violación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos