La despoblación deja sin vuelta al cole a dos pueblos de Palencia

El colegio de San Salvador de Cantamuda, vacío porque este año no hay niños a los que enseñar./
El colegio de San Salvador de Cantamuda, vacío porque este año no hay niños a los que enseñar.

Los colegios de Lantadilla y San Salvador de Cantamuda no tendrán clase este curso por falta de niños

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

Los colegios de toda la provincia de Palencia se llenaron de vida en la mañana de ayer. Unos 12.100 niños regresaron a las aulas de los cursos de Educación Infantil y Primaria, pero esa algarabía propia del inicio del curso no se ha vivido en dos municipios de la provincia, Lantadilla y San Salvador de Cantamuda, que no han llegado al límite de tres escolares exigido por la Junta y esta circunstancia ha obligado a que los colegios de estos dos pueblos no abrieran sus puertas.

El director provincial de Educación, Sabino Herrero, no quiso hablar de cierre de los colegios, sino de cese de funcionamiento. «Estos dos colegios no van a funcionar este año, pero si el próximo curso aumenta la población, podrían seguir funcionando. Ahora bien, si el año que viene se mantienen con dos alumnos o menos, pasaríamos a la fase de cierre», explicó Herrero, que aseguró que la Junta ha hecho «un esfuerzo muy grande para mantener las escuelas de las zonas rurales con tres alumnos como mínimo», añadió. Y es que, ese umbral de tres alumnos ha permitido que pueblos como Santervás, Villaumbrales y Cascón de la Nava sigan con su colegio abierto, pese a contar con ese bajo número de alumnos en las aulas.

Ese cese de funcionamiento de los colegios de dos pueblos del que habló ayer el director provincial ha sido un mazazo para San Salvador y Lantadilla, que contemplan este asunto como una consecuencia más de la despoblación que asola la provincia. El alcalde de La Pernía, del que depende San Salvador, no pudo ocultar su pesar. «La sensación que tuve el día que firmamos el cierre con la profesora fue de angustia. Yo he nacido y me he criado en San Salvador y esto me produce una enorme tristeza», explicó ayer el alcalde, Mariano San Abelardo.

Por su parte, la alcaldesa de Lantadilla, Elisa Carretón, tiene claro el diagnóstico de este mal que asola a la provincia. «Si en una zona hay industria, viene gente. Si no la hay, es imposible. ¿Si no hay dónde trabajar, cómo va a tener alguien un proyecto de futuro?», se preguntó ayer la regidora de este municipio, que con sus cerca de 300 habitantes, tiene en la población envejecida uno de sus grandes problemas.

Los pocos niños que aún quedan en Lantadilla tendrán que ir a clase a Osorno y se unirán a la ruta de autobús escolar que ya funcionaba desde segundo de Primaria, mientras que se está barajando la posibilidad de habilitar una nueva ruta para que los escolares de San Salvador bajen a Cervera de Pisuerga. «Tal vez sea preferible hacer dos rutas por la climatología del norte», apuntó el director provincial de Educación.

La bajada del número de alumnos ha sido una constante en la provincia en los últimos años y solo hay que fijarse en los datos del Ministerio de Educación para corroborarlo. Y es que Palencia es la segunda provincia de España que más alumnos matriculados ha perdido en las dos últimas décadas, un 23%, solo superada por Zamora, que perdió el 29% de matriculaciones en el mismo periodo.

Unos 12.100 alumnos de Educación Infantil, Primaria y Enseñanza Especial comenzaron ayer el curso escolar en toda la provincia de Palencia, además de los cerca de 650 alumnos del segundo curso de los ciclos formativos de grado superior, que también regresaron a clase en la jornada de ayer. Según los datos aportados por el director provincial, el número de alumnos ha crecido ligeramente en el conjunto de la provincia, un 0,4%, una cifra muy similar a la de la comunidad autónoma. No obstante, se ha notado un ligero descenso de los niños matriculados en Educación Infantil, que se ha visto compensado por un aumento significativo de los jóvenes que deciden enfocar su formación hacia los ciclos de grado medio, cursos que han visto incrementado su alumnado en Palencia en un 17% con respecto al año pasado.

La vuelta al cole se dará de manera escalonada y el próximo lunes, día 16 de septiembre, comenzará el curso para los alumnos de la Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, así como para los segundos cursos de los ciclos de las escuelas de arte. Mientras, dentro de dos semanas, el lunes 23 de septiembre, comenzará el curso 2019-20 para la escuela de adultos y para los primeros cursos de los ciclos formativos de grado medio y superior. Por último, el lunes 30 de septiembre comenzará el año lectivo para las enseñanzas de régimen especial, la Escuela oficial de Idiomas y el Conservatorio Profesional de Música de Palencia.

Como única novedad en las titulaciones que se van a impartir en Palencia se encuentra mecatrónica, que es la combinación sinérgica de la ingeniería mecánica de precisión, de la electrónica, del control automático y de los sistemas para el diseño de productos y procesos. Esta novedosa titulación, muy demandada por el mercado laboral en la actualidad, se impartirá en el IES Trinidad Arroyo y su puesta en marcha ha tenido un elevado coste, tal y como indicó Herrero. «Hay que invertir bastante dinero para la maquinaria de formación, pero tenemos cerca de cuarenta solicitudes», apuntó.

Otra de las novedades es el nivel C2 de francés que se impartirá este año en la Escuela Oficial de Idiomas, mientras que este nivel no se ha concedido al inglés, algo que previsiblemente puede suceder el próximo curso, en el que el director provincial de Educación espera que se invierta la tendencia bajista de matriculaciones de las últimas dos décadas.