Denuncian a un joven por romper el retrovisor de un coche aparcado en la Dársena de Palencia

Dársena del Canal, en Palencia./Antonio Quintero
Dársena del Canal, en Palencia. / Antonio Quintero

Los vándalos derriban cinco señales en Palencia durante la Semana Santa

El Norte
EL NORTEValladolid

La Semana Santa ha dejado, pese a la lluvia un buen balance en Palencia, una capital en la que se ha podido disfrutar de una tradición ancestral que ha vuelto a sacar el arte a la calle en un sinfín de procesiones que han puesto en valor la ciudad como destino por excelencia para los amantes del turismo cultural, artístico y religioso. No obstante, no todos los balances que se pueden realizar estos días son positivos, y es que el número de actos vandálicos se ha multiplicado durante estos días.

Uno de los sucesos de este tipo que más indignación ha creado entre los vecinos es el que tuvo lugar en la madrugada del sábado al domingo en la Dársena del Canal, uno de los puntos de la ciudad en los que estaciona un mayor número de vehículos, por su cercanía con el centro y la gratuidad del aparcamiento. A la 1:17 horas la Policía Local recibió el aviso de que un grupo de jóvenes estaba rompiendo botellas y golpeando a los vehículos aparcados, por lo que se personó en el lugar y a su llegada, los agentes vieron como uno de los presentes rompía el retrovisor de uno de los turismos estacionados, razón por la que fue identificado y sancionado.

Los actos vandálicos no se han circunscrito solo a la Dársena del Canal. Y es que, durante la Semana de Pasión se han derribado hasta cinco señales de tráfico en diferentes puntos de la ciudad. Además, se comunicó la existencia de un grupo de jóvenes que, a las 5:28 horas de la madrugada del sábado al domingo, se dedicaron a llamar a varios interfonos de la calle Trigales, algunos de los cuales dejaban enganchados para que no cesaran de sonar.

Por otro lado, en los referente al tráfico y la seguridad vial, tres personas han sido denunciadas por conducir bajo los efectos del alcohol, otra más por hacerlo sin el seguro obligatorio, mientras que el sábado un vehículo se dio a la fuga tras colisionar con otro turismo que estaba aparcado en la calle Francisco Pizarro.