Los delitos contra la libertad sexual disminuyen el 17% en el ámbito rural de Palencia

La delegada del Gobierno Mercedes Martín saluda a un guardia civil. /Marta Moras
La delegada del Gobierno Mercedes Martín saluda a un guardia civil. / Marta Moras

La delegada del Gobierno en Castilla y León pide «especial vigilancia para impedir la violencia machista»

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

El mismo año que la reina Isabel II cumplía la mayoría de edad o José Zorrilla publicaba el 'Don Juan Tenorio', nacía en Palencia el Colegio de Abogados, al igual que se fundaba en España la Guardia Civil. Era 1844. Dos hechos, estos últimos, que se conmemoraron en la Comandancia de la Guardia Civil con la presencia de la delegada de Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, que alabó el trabajo de los profesionales de ambos colectivos y felicitó a las fuerzas y cuerpos del Estado por las buenas cifras que arroja la provincia en delincuencia. «En Palencia hay 27 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, por debajo de la media regional (alrededor de 30) y de España, que son 47. Y eso teniendo en cuenta que España es uno de los países más seguros de la Unión Europea», informó Martín, que se mostró preocupada por los delitos contra la libertad sexual. «Aunque han disminuido en Castilla y León los robos por violencia y en domicilios, se han incrementado un 20% los delitos contra la libertad sexual en este primer semestre. Curiosamente, en Palencia, ha mermado un 17%. La Guardia Civil va a intensificar su labor para garantizar la integridad de las mujeres», continuó.

Por ese motivo, Martín solicitó a los agentes de Palencia «especial vigilancia para impedir la violencia machista, para evitar cualquier tipo de agresión a la mujer por el hecho de serlo», así como un «trato exquisito para las víctimas», para que se sientan «escuchadas y entendidas, respetadas, protegidas y amparadas».

Este descenso de delincuencia en la provincia, lo alejó ayer la delegada de la bajada de población en la región. «Más allá de una ventaja es un inconveniente para los que trabajan en el mundo rural», describió Martín en un acto que lo calificó de hermanamiento entre la Guardia Civil y el Colegio de Abogados, que celebraron ayer de forma conjunta su 175 cumpleaños. «Es un honor participar en un acto tan emotivo y singular. Se pone de manifiesto toda una trayectoria de servicio público tanto de la Guardia Civil como de los defensores jurídicos. Es muy especial y pone en relieve el hermanamiento de un cuerpo de seguridad del Estado con el servicio público de defensa de la ciudadanía que llevan a cabo los abogados», apuntó Mercedes Martín.

Halagos para los dos colectivos para destacar el trabajo de todos los profesionales, centrándose en los 640 agentes de la Benemérita y los más de 450 defensores jurídicos de la provincia. «Un acto que pone en evidencia los vínculos de amistad y solidaridad que existen entre ambos colectivos, que refuerzan los lazos y abundan en la mutua colaboración que debe beneficiar a ambas partes. No en vano, la defensa de la ciudadanía está en el ADN de los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y de los abogados», concluyó la delegada después de la intervención del decano de Colegios de Abogados, Santiago González Recio; y el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Rafael Campos Barquín.

Precisamente este último reflejó en su discurso la cercanía a la ciudadanía el servicio de la Guardia Civil. Este año, en plena conmemoración, la Benemérita se ha abierto a todos los colectivos y ha compartido su día a día con colegios, universidades, empresas privadas, mayores y hasta su poderío en una demostración aérea y canina en Saldaña. «Queremos mostrar nuestra unidad con el objetivo de dar un trato personal», afirmó Campos Barquín antes de entregar una placa al decano de los abogados, González Recio.

El decano también correspondió a la Benemérita y sus servicios con otro obsequio tras un discurso que ensalzó la labor conjunta que han llevado a cabo en estos 175 años. «Hemos colaborado en la defensa de los valores que compartimos para proteger derechos y libertadas», manifestó el decano de los abogados, que puso como punto de fuga de su discurso la labor a la sociedad para que de «esta armonía se favorezcan todos los palentinos», concluyó González Recio.

Fuera de los focos mediáticos, también fue especial para los abogados y agentes que se encontraban en un segundo plano como el diputado segundo del Colegio de Abogados Miguel Polvorosa, que no se desmarcó de los discursos ante todos los presentes. «Estamos satisfechos y los dos colectivos, desde el lado que nos corresponde, colaboramos con la justicia. Tanto los agentes como los que nos dedicamos a la abogacía, queremos que vean que vamos en el mismo barco y dirección, siempre velando por el servicio a la ciudadanía», añadió Polvorosa.