Danzas y orejuelas para San Blas en Hornillos de Cerrato

Los danzantes posan después de la procesión./Luis Antonio Curiel
Los danzantes posan después de la procesión. / Luis Antonio Curiel

La localidad palentina finaliza hoy con la celebración del Día de la Abuela las fiestas en honor de las Candelas y San Blas

LUIS ANTONIO CURIEL

. Hornillos de Cerrato celebra sus fiestas patronales en honor a las Candelas y San Blas con un animado programa festivo. Son días marcados por la alegría y la hospitalidad. Hoy, los hornilleros celebran el Día de la Abuela con una jornada especialmente emotiva, en la que recordarán a todos los difuntos de la localidad en una eucaristía. Acto seguido, los hornilleros degustarán las orejuelas típicas de la localidad, elaboradas por las distintas familias del pueblo. Un postre que no falta en las casas de los hornilleros, por muy lejos que se encuentren en estos días de su pueblo natal. Además, los vecinos disfrutarán del vermú tradicional y varios campeonatos de juegos de mesa.

Las celebraciones religiosas fueron los actos centrales de las Fiestas Patronales, con misa y procesión solemne los días 2 y 3 de febrero. Ayer fue el día grande, con la fiesta del mártir San Blas. Uno de los momentos más emotivos fue la presentación de las ofrendas, destacando las castañuelas y orejuelas, el dulce típico de las fiestas. La eucaristía fue presidida por Carlos Martín, párroco de la localidad, que recordó algunos aspectos destacados de la vida de San Blas, mártir de los primeros siglos de la historia de la Iglesia que murió en el año 316 y animó a los hornilleros a ser fieles a las raíces y a la tradición heredada de los antepasados. Además, los vecinos veneraron la reliquia de San Blas, al que se le atribuye la protección contra los males de la garganta. La celebración fue amenizada por el grupo local Viejo Castillo.

Las celebraciones religiosas sirvieron como marco para procesionar la imponente talla San Blas, del siglo XVIII, acompañados por los dulzaineros y numerosos danzantes. El encargado de dirigir las danzas es el 'birria', cargo que desde hace más de dos décadas ocupa Nacho Valdeolmillos, al ser el que lleva danzando más tiempo de manera continua. Se da la circunstancia que además Nacho Valdeolmillos es el alcalde de la localidad. La peculiaridad del 'birria' es que lleva una caña con un rabo de toro con cintas, que antes estaban marcadas con los nombres y fechas de los jóvenes que iban a realizar el servicio militar. El 'birria' es el que marca el ritmo de las danzas, que pueden ser hacia atrás, hacia adelante o alrededor de San Blas. Este cargo, tradicionalmente, lo ocupaban los quintos, que eran los encargados de danzar al Patrono. Actualmente participan hombres y mujeres en la danza. Los danzantes cuentan con una indumentaria propia y en estos años han recuperado los leguis tradicionales y el bordado con el escudo de la localidad.

La mañana gélida de ayer congregó a numerosos hornilleros que danzaron en honor a San Blas, entre animados vivas, por las principales calles de la localidad. Una procesión que duró alrededor de una hora, en la que además disfrutaron de varias danzas en el atrio de la iglesia parroquial. Esta tradición cuenta con una indumentaria propia y se repite en las fiestas de San Miguel Arcángel, en el mes de mayo. La coincidencia de la fiesta en domingo propició que numerosos hornilleros de todas las edades se animaran a danzar a San Blas.

Comida comunitaria

Acto seguido, los hornilleros compartieron mesa y mantel en un ágape ofrecido por el Ayuntamiento en el nuevo Centro Socio-Cultural. Un espacio que ha sido el punto de encuentros de todos los vecinos durante estos días festivos. Centenares de vecinos compartieron la vida entorno a la mesa, como reflejo de la armonía tan característica de los hornilleros. Además, numerosas autoridades provinciales y comarcales se sumaron a la fiesta, así como varios alcaldes de la zona. También participaron varios miembros de la Cooperativa del Campo de San Millán, que mantienen un vínculo histórico con la localidad.

Hornillos de Cerrato despedirá hoy sus fiestas patronales después de unos días intensos en los que los hornilleros han disfrutado de bailes, música, campeonatos y otros actos en honor a la las Candelas y San Blas. Días de encuentro y diversión, donde el bullicio, la alegría y la devoción son los grandes protagonistas de las fiestas.