Condenados en Palencia dos menores por robar 60 botellines y ocho botellas de licor

Bar del Parque Isla Dos Aguas de Palencia. /Antonio Quintero
Bar del Parque Isla Dos Aguas de Palencia. / Antonio Quintero

Los jóvenes de 17 y 15 años cumplirán un año de libertad vigilada y 80 horas de servicios por los hechos en el bar del parque Isla Dos Aguas

El Norte
EL NORTEPalencia

La titular del Juzgado de Menores de Palencia ha condenado a dos menores de 17 y 15 años, Y. B. G. y A. E. K., respectivamente, el primero nacido en Lima (Perú) y el segundo en Turquía, como autores de un delito de robo con fuerza en en las cosas, después de que accedieran al interior del bar del parque Isla Dos Aguas tras romper la puerta de entrada al local y apoderarse de 60 botellines de cerveza y ocho botellas de licor. La sentencia impone a Y. B. G. la medida de un año de libertad vigilada y a A. E. K., la de 80 horas de prestación de servicios en beneficio de la comunidad y al menor, además del pago de las costas.

Noticias relacionadas

La titular del Juzgado de Menores de Palencia considera como hechos probados que, entre las 22:00 horas del 5 de julio y las 9:30 horas del 6 de julio de 2018, los dos menores, actuando de común acuerdo y con la intención de obtener un beneficio ilícito, tras fracturar la puerta de entrada propinando una fuerte patada, accedieron al interior del bar del parque Isal Dos Aguas, apoderándose de 60 botellines de cerveza y ocho botellas de licor.

La ventana rota del bar donde tuvo lugar el robo.
La ventana rota del bar donde tuvo lugar el robo. / A. Quintero

Tanto Y. B. G. como A. E. K. reconocieron que el día de autos accedieron al interior del establecimiento con el fin de apropiarse de bebidas alcohólicas, pero negaron que para tal fin forzasen su puerta de entrada. Los menores sostenían que la puerta ya estaba abierta (los hechos resultarían entonces subsumibles en un delito leve de hurto), pero la prueba practicada en el acto de la audiencia «revela que los menores necesariamente tuvieron que forzar la puerta de entrada para acceder a su interior».

«La responsable del establecimiento mantuvo en su declaración como testigo que el empleado dejó perfectamente cerradas las puertas cuando finalizó su jornada laboral, percatándose a primera hora de la mañana de que alguien había accedido a su interior fracturando la puerta de entrada a patadas», detalla el fallo, que recoge también cómo el acta de inspección técnico policial confeccionada por la Brigada de Policía Científica se hace constar que los autores del robo, una vez dentro del recinto, forzaron una lona vertical de un toldo de la parte trasera, desencajándola de su carril; intentaron forzar la puerta trasera del local, pero sin conseguirlo, y forzaron la puerta delantera del local «con presión o similar», rompiendo los pernos superior e inferior de dicha puerta.