El condenado por herir a su expareja con un abreostras en Palencia recurre ante el TSJ

La Policía Nacional conduce, en marzo de 2017, al detenido por agresión a su ex mujer en la calle Fernando El Magno al Juzgado Número 6 de Palencia. /Marta Moras
La Policía Nacional conduce, en marzo de 2017, al detenido por agresión a su ex mujer en la calle Fernando El Magno al Juzgado Número 6 de Palencia. / Marta Moras

La Audiencia le impuso diez años y dos meses de cárcel, y el fiscal y las acusaciones pidieron que se prorrogue su prisión provisional

El Norte
EL NORTEValladolid

El Ministerio Público, la acusación particular y la popular, que ejerce la Asociación Clara Campoamor, solicitaron a la Audiencia de Palencia que prorrogue la situación de prisión provisional de F. M. B., condenado en el mes de octubre de 2018 por el alto tribunal a una pena global de diez años y dos meses de cárcel por un delito de amenazas y otro de tentativa de homicidio en grado de tentativa, después de que el 4 de marzo del año 2017 agrediese a su expareja con un abreostras, en presencia de los hijos de ambos, de 1 y 6 años, hecho en el que fue crucial la intervención de un ciudadano para evitar mayores consecuencias.

La Fiscalía y las acusaciones pidieron que se mantenga la reclusión de F. M. D. por la mitad del tiempo de condena como máximo (5 años), mientras que la defensa, que ha presentado un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León contra el fallo de la Audiencia, solicitó su puesta en libertad.

El fallo de la Audiencia consideró como hechos probados que, sobre las 10:00 horas del 4 de marzo de 2017, la víctima, M. M. M., de 38 años en aquel momento, aparcó su vehículo en la calle Fernando El Magno de la capital palentina con sus dos hijos de 1 y 6 años en el interior.

Entregar a los niños

El propósito era entregar a los niños a F. M. B., de 37 años en el momento de los hechos, de acuerdo con el régimen de visitas. El procesado, al percatarse de su presencia, le hizo señas a su expareja desde el portal de su domicilio para que se aproximara, pues estaba a una cierta distancia, no haciéndolo la víctima por miedo a que le pudiera hacer algo, dadas las expresiones que le había dirigido el día anterior y el 27 de febrero en persona y a través de 'whatsapp'.

La mujer se quedó en el coche haciendo caso omiso de las llamadas de su expareja, quien, al ver que no bajaba del vehículo, comenzó a correr hacia ella, momento en el que la mujer intentó cerrar las puertas, sin lograrlo debido a su estado de nerviosismo. El hombre abrió la puerta de la conductora y asestó a su expareja cinco pinchazos con un abreostras. Las cuchilladas se produjeron en el hipocondrio derecho, debajo del último arco costal, en la región axilar izquierda y derecha y en la región escapular derecha,. La víctima también sufrió lesiones en la primera falange del cuarto dedo de la mano derecha.

El ataque cesó al intervenir de forma rápida un hombre que estaba fumando a la puerta del bar Tirol, situado enfrente de dónde se cometió la agresión, que agarró al agresor y evitó que el hombre siguiera apuñalando a la mujer. F. M. B, al salir otras personas del bar, se ausentó del lugar, siendo perseguido por otras dos personas que lograron darle alcance. Entonces, sacó del bolsillo el mismo abreostras y comenzó a autolesionarse, desarmándole esas personas y tirándole al suelo y reteniéndole hasta llegar la Policía.

 

Fotos

Vídeos