El colegio Sagrado Corazón festeja su consolidada tarea educativa de medio siglo

Los más pequeños, en la nueva sala de estimulación sensorial. / Antonio Quintero

Del centro, ubicado en Venta de Baños, saldrá este curso la primera promoción de alumnos bilingües al completar Primaria

J. OLANOPalencia

No es un curso cualquiera, sino el curso en el que conmemoran sus bodas de oro. Los Padres Reparadores llegaron a Venta de Baños en 1967, por lo que cumplen medio siglo de presencia en el municipio. ‘Y no temas lo imposible’ es el lema de pastoral elegido para esta conmemoración, para transmitir a los niños que ante situaciones difíciles y ante los miedos que nos asaltan, hay que ser fuerte y dar pasos de confianza para mirar al presente y al futuro con ojos de esperanza. Lo subraya Raúl del Val, coordinador de Pastoral del colegio Sagrado Corazón de Venta de Baños, un centro con una fuerte presencia en la localidad desde que asumieran hace 18 años el colegio de Infantil y Primaria que tenían las Madres Doroteas.

Dentro del proyecto educativo, el centro ha intensificado el trabajo en estimulación temprana y reflejos, en inteligencias múltiples, y el trabajo cooperativo y en proyectos. Así, entre los del primer ciclo de Infantil o lo que popularmente se conoce como guardería, trabajan los reflejos primitivos por lo que significan para que los niños actúen, desarrollen e inhiban, y por lo que facilita el desarrollo educativo del alumno. Además, han estrenado una sala de estimulación, con muy buenos resultados para los niños, que pretenden abrir a las familias para que sigan practicando con sus hijos esas enseñanzas que favorecen su desarrollo.

Más información

En el segundo ciclo de Infantil, entre los niños de 3 a 5 años, el trabajo se intensifica en inteligencias múltiples, y ya en Primaria, para los niños de 6 a 12 años, manda desde hace varios cursos el trabajo cooperativo y por proyectos.

Aprendizaje de inglés

Además, el aprendizaje del inglés es intensivo, y a finales de este curso saldrá del colegio la primera promoción bilingüe, una experiencia que lleva seis años funcionando con muy buenos resultados, destaca la directora, Julia Azagra.

Serán una parte de los 210 alumnos que tiene este curso el colegio, en el que se insiste que ofrece una educación en valores guiada por el pensamiento del padre fundador, León Dehon, que decía que «es fundamental la educación de los jóvenes para la sociedad, indicándonos que hay que educar la inteligencia y el corazón haciendo de nuestros centros un lugar entrañable y familiar».

Otra de las fortalezas del colegio, según insisten desde el equipo directivo, es la implicación y la voluntad de formación constante que demuestra la plantilla de profesores, actualmente 14. Y también con letras mayúsculas se escribe la implicación y elevada participación de las familias en la vida educativa y en las tareas en las que trabajan en perfecta coordinación con el colegio.

Otra de las fortalezas del colegio es el seminario del centro en régimen de internado, que se encuentra en el otro edificio, en el que también imparten Secundaria. En el internado procuran que los estudiantes maduren en todas sus dimensiones y que potencie lo mejor de cada uno. «Ponemos a su disposición un numeroso equipo de profesores, educadores y formadores para que su hijo esté aquí como en casa», subrayan desde el centro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos