El colectivo Chiguitos LGTB+ denuncia dos agresiones homófobas en Palencia en el último año

Celebración del Dia del Orgullo LGTB en Palencia. /Antonio Quintero
Celebración del Dia del Orgullo LGTB en Palencia. / Antonio Quintero

Recuerdan que más de 600 personas en España sufrieron el año pasado alguna agresión física o mental por razones de discriminación u odio

El Norte
EL NORTEPalencia

El colectivo Chiguitos LGTB+Palencia, que el pasado viernes celebró el Día Mundial contra la LGTBfobia (ese día la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualdiad del listado de enfermedades mentales en 1990) ha denunciado dos agresiones por homofobia durante el último año en la provincia de Palencia. Hechos que se suman a improperios continuados a este colecutvos «Esta misma semana un miembro de nuestra asociación fue insultado en la calle», reza en un comunicado del colectivo.

Las agresiones contra el colectivo de personas LGTB+ se han incrementado en el último año. En 2018 se produjeron en España más de 600 agresiones y solo en Madrid se contabilizaron casi 350, aunque solo se denunció un centenar de casos. En Cataluña, en el primer trimestre de este año, las agresiones homófobas se duplicaron en relación al año anterior, alcanzando la cifra de 35. En la región, han sido muchos los incidentes que se han registrado como el asesinato de una mujer transsexual en Valladolid, o los insultos en pegatinas y octavillas a un profesor de la Universidad de Valladolid. «Hemos seguido avanzando, en gran parte del mundo,y en España, en el reconocimiento de los derechos de las personas LGTB+, pero aún queda un largo camino por recorrer. Aún hoy más de 70 países penalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo y en 11 de esos países se castigan con la pena de muerte», afirma el colectivo.

Actualmente, tan sólo en 26 países está reconocido el matrimonio entre personas del mismo sexo y otros 27 han regulado uniones civiles. 72 países tienen leyes que protegen de la discriminación en el trabajo, y 39 castigan la incitación al odio, la discriminación o la violencia por razón de orientación sexual o identidad de género. En 28 países se permite la adopción. «Pese a la protección en la legislación o las normas, seguimos viendo comportamientos en la sociedad de discriminación, e incluso de violencia contra las personas LGTB+ en distintos ámbitos, laboral, educativo, deportivo, y social en general», lamentan desde Chiguitos LGTB+, a quien le preocupa la afloración de nuevas formaciones políticas. «Estamos además asistiendo en los últimos tiempos a la propagación desde algunas fuerzas políticas emergentes de discursos que incitan al odio y a la discriminación y rechazo al diferente, y que creemos que son muy peligrosos y merecen la sanción, no solo social, sino legal, ya que las consecuencias que de ellos se pueden derivar son de la máxima gravedad, además de suponer un importante retroceso en los derechos civiles de una parte muy notable de ciudadanos», prosigue.

«Estamos viendo cómo niños y adolescentes sufren discriminación, acoso e incluso violencia en el medio educativo por parte de sus compañeros y compañeras. Y es precisamente la escuela el lugar más adecuado para combatir la LGTBfobia, educando en la diversidad, e inculcando valores como el respeto a la diferencia. Es necesario que la comunidad educativa se implique para lograr formar ciudadanos y ciudadanas libres de prejuicios y que asuman la diversidad como algo positivo», concluye el comunicado del colectivo.