«Las cofradías tienen que abrir las puertas a los jóvenes»

Silvia Martínez Ortega./Antonio Quintero
Silvia Martínez Ortega. / Antonio Quintero

Silvia Martínez Ortega leerá este sábado el pregón de la VII Exaltación de la Juventud Cofrade de Alicante

FERNANDO CABALLEROPalencia

Licenciada en Filología Hispánica, de 30 años y cofrade del Sepulcro por doble tradición familiar –padre y madre–, ha sido elegida por la Hermandad Humildad y Paciencia alicantina para leer este sábado, 24 de febrero, el pregón. En en la cofradía del Santo Sepulcro es desde hace tres año vicesecretaria y vocal de Cultos. Fue la Secretaria del IV JOHC Palencia 2016. Graduada en Magisterio de Educación Primaria, actualmente trabaja en el Gabinete de Comunicación de la Universidad de Valladolid en el Campus de Palencia.

-¿Qué supone para usted leer este pregón?

-Un honor sin duda, pero también una responsabilidad no solo por representar a la Semana Santa de mi ciudad, sino también por ser la elegida para alentar a la Juventud Cofrade de la Diócesis de Alicante. Cuando me hicieron la invitación, fue como un regalo, no solo por el día que era, 6 de enero, sino porque supone un reconocimiento enorme a todos estos años al servicio de los jóvenes cofrades palentinos, por eso agradezco de corazón a la Hermandad del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia de Alicante, organizador de la VII Exaltación de la Juventud Cofrade, a través de su Hermano Mayor, Daniel López, quien ha confiado esta labor en mí. Además seré la primera mujer que dará dicha Exaltación, doblemente honrada en este mundo cofrade donde las mujeres nos vamos haciendo nuestro sitio.

-¿Qué mensajes va a transmitir?

-El principal será transmitir la idea y el sentimiento de la hermandad, tan necesaria en el mundo cofrade y en el mundo católico, los jóvenes deben estar unidos para trabajar y hacer mejorar sus hermandades y cofradías. Otra de las ideas será recordar el carácter penitencial que está impregnado en nuestras casas, un carácter que no puede quedar plasmado únicamente en la procesiones y actos públicos, la penitencia debe ser trabajada a nivel espiritual. Estamos en Cuaresma, qué mejor forma que ayudar a nuestros jóvenes a hacerles caer en la cuenta de la necesidad de conversión y perdón. También quiero que sea un mensaje positivo, que sepan que no están solos, que no persistan en su ilusión y su ánimo, que se comprometan con sus hermandades, son el presente y el futuro de nuestras semanas santas.

 -¿Cómo ve a la juventud cofrade?

-Aunque creo que la salud de la juventud cofrade ha mejorado mucho en los últimos años, en parte, gracias a la organización anual del Encuentro Nacional, es necesario que se siga trabajando para que los jóvenes se involucren más en la actividad diaria de sus hermandades y cofradías. ¿Y cómo se hace eso? Dejemos que los jóvenes empiecen a ocupar puestos de responsabilidad dentro de las juntas de gobierno, démosles la oportunidad y confiemos en ellos. Sin duda son el mejor instrumento para que las cofradías evolucionen dentro de esta era tecnológica en la que estamos inmersos, como en una ocasión dije en una conferencia, tenemos que ser followers de Jesús, el si que fue un verdadero influencer. Necesitamos que nuestras cofradías tengan presencia en las RRSS, los jóvenes son nuestros mejores maestros.

-¿Participan suficientemente los jóvenes cofrades en la Semana Santa?

-Creo que participan los justos, lo que se ve incrementado son los niños y niñas, y por edad, los que están cerca para trabajar con ellos y hacerlos partícipes también de la Semana Santa, son nuestros jóvenes. Creo que en Palencia, la juventud participa en actos no solo penitenciales, sino culturales y religiosos durante todo el año, debemos estar orgullosos de ver jóvenes que están en Juntas de Gobierno, jóvenes que ayudan a montar pasos, que organizan actos litúrgicos o cargan a sus hombros diferentes pasos.

-¿Qué pueden hacer las cofradías para potenciar a los jóvenes?

-Las cofradías deben abrir sus puertas, dejar que los jóvenes tomen la iniciativa en algunos aspectos organizativos, así como tenerles en cuenta a la hora de tomar decisiones dentro de ellas. Es necesario que se realicen actividades atractivas para ellos, si queremos acercarlos a la Iglesia, debemos hacerlo adaptando los encuentros y las convivencias a sus gustos y preferencias, con momentos lúdicos, culturales. Son jóvenes y necesitan diversión y formación a partes iguales.  

-¿En qué pueden ayudar las redes sociales, que tanto manejas los jóvenes, para la Semana Santa?

-Nuestros jóvenes son nativos digitales, son quienes mejor pueden ayudarnos a impulsar las redes sociales de nuestras cofradías. ¿Cuántos millones de personas esperan el mensaje diario del Papa Francisco en Twitter? Las cofradías también deben tener esa presencia en las redes, porque Jesús también está ahí. Como dice el Evangelio, donde hay más de uno reunido en mi nombre, ahí estoy yo, entre ellos. Nuestros jóvenes son expertos CM con sus perfiles personales. ¿Por qué no iban a serlo con los perfiles de sus cofradías? Siempre con cautela, y con las indicaciones y prevenciones necesarias, que sean conscientes que para estar con Jesús siempre van a necesitar de su presencia, en un altar, en una Iglesia.

 -¿Cree que las cofradías están adaptadas a la realidad de la sociedad? Deben adaptarse en algo?

-Creo que se van adaptando progresivamente. Hemos avanzado mucho en la que denominé hace años como 'cofradía 2.0'. Tenemos aplicaciones móviles con itinerarios, pasos, horarios, incluso juegos cofrades, miles de perfiles cofrades, pero todo eso sin sentido religioso, sin un sentido cofrade, penitencial y espiritual, no es más que humo. Las cofradías no somos peñas ni asociaciones. Que nuestra máxima expresión de fe sea publica, estética y visual, no quita que debamos trabajar mucho en el elemento interior y religioso. No obstante, no olvidemos que la Semana Santa tiene un componente cultural y de tradición histórica que no puede obviarse, y que en muchos casos se ha redirigido a un componente turístico. Creo que nos adaptamos a todos estos componentes, pero debemos tener cuidado no dejar nuestras cofradías sin ningún tipo de sentido cristiano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos