Una clase de historia con playmobil en el IES Virgen de la Calle de Palencia

El profesor David Garrido coloca una figura en la exposición de playmobil. /Marta Moras
El profesor David Garrido coloca una figura en la exposición de playmobil. / Marta Moras

El IES Virgen de la Calle organiza una exposición sobre romanos y celtas con figuras en miniatura durante este mes

El Norte
EL NORTEPalencia

No falta ningún detalle en la exposición que ha organizado el IES Virgen de la Calle durante el mes de mayo, en la que han utilizado las figuras de playmobil para recrear un campamento romano y un poblado celta. Una clase de historía muy visual y amena para todos aquellos que se acerquen a la superficie de cinco mentros cuadrados. Este espectacular montaje ha sido posible gracias a David Garrido Pajares, docente del centro y aficionado a los playmobil, que ha recreado, con todo lujo de detalles, el escenario. En su montaje han colaborado varios alumnos y profesores para realizar el decorado del suelo y ubicar las diferentes figuras.

Cocinciendo en los estudios de la antigua Roma de varios alumnos del instituto, los de primero de la ESO, cuando se explican diferentes elementos del ejército y campamento romanos 8el armamento, la vestimenta, las estrategias de lucha y la organización del campamento, han elaborado carteles en gran formato con numerosas imágenes y dibujos para que la exposición desprenda enseñanza por todos los rincones.

En la muestra también se han introducido seis anacronismos históricos, con el objeto de que el alumnado, al visitarlo, preste la mayor atención posible y descubra esos seis errores. Entre los acertantes se realizará un sorteo, entregándose tres premios. La exposición estará durante todo el mes de mayo y la visitarán los más de 800 alumnos del centro, así como alumnado de algunos centros que ya han concertado una cita.

Gracias a esta actividad el alumnado se acercará al conocimiento del mundo romano de una forma atractiva y muy visual, reforzando los conocimientos adquiridos en el aula y poniendo a prueba su capacidad de observación para detectar los errores.

La exposición se complementa con dos grandes figuras de soldados romanos, sin rostro, para que el alumnado pueda fotografiarse poniendo su cara.