Ciencia para niños en Baltanás

Varios niños realizan un experimento durante el taller./Luis Antonio Curiel
Varios niños realizan un experimento durante el taller. / Luis Antonio Curiel

El Museo del Cerrato de Baltanás reabre con un taller de ciencia casera impartido por el Instituto de Investigaciones Científicas y Ecológicas

LUIS ANTONIO CURIELBaltanás

El Museo del Cerrato Castellano ha comenzado este año con numerosos proyectos por delante. Su reapertura en el mes de marzo, después de varias labores de mantenimiento, se realizó con un curioso taller de ciencia casera, que suscitó especial interés entre los más pequeños. El taller, impartido por el Instituto de Investigaciones Científicas y Ecológicas (INICE), permitió a niños y mayores adentrarse en el mundo de la ciencia y la investigación con muchos de los elementos que tienen a su alcance en el día a día.

De este modo, los asistentes aprendieron a romper y a abrir latas, realizar llamas de fuego de distintos colores, recoger monedas sin mojarse, apagar velas sin soplar, el funcionamiento de los volcanes, caminar por cristales o puntas, realizar un minimotor o meter un palillo en el interior de un globo sin que explote. Durante el taller, fueron numerosas las curiosidades que se plantearon, así como las preguntas que los más pequeños realizaron. «Consideramos que estas acciones formativas son muy importantes para fomentar la investigación entre los más pequeños y la propia sociedad como una forma de aprender, conocer y aumentar el desarrollo personal. Estamos muy satisfechos con la respuesta y el interés que ha suscitado el taller de ciencia casera en Baltanás», comentaron desde el INICE.

El taller se enmarca dentro de la Exposición 'Mujeres en la Investigación', que podrá visitarse durante este mes de marzo en la Sala de Exposiciones Temporales. Esta muestra marca el inicio de la actividad expositiva del Museo del Cerrato Castellano, que ya tiene prácticamente todos los meses ocupados con distintas exposiciones. «Con esta exposición, queremos visibilizar el papel de la mujer en la investigación tanto ahora como a lo largo de la historia. Un papel no siempre reconocido, pero que sin lugar a dudas merece el reconocimiento de la sociedad. Esperamos al mismo tiempo que sirva de ejemplo para las futuras generaciones de investigadores, especialmente niños y jóvenes, que puedan encontrar sus referentes en la labor que realizaron y siguen realizando las protagonistas de la muestra», destacaron desde el INICE durante la inauguración de la exposición.

La muestra recoge a varias mujeres investigadoras, como Mara Dierssen (Santander, 1961), una de las más destacadas investigadoras a nivel mundial en síndrome de Down; María Blasco (Alicante, 1965), directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas; Christiane Nüsslein-Volhard (Alemania, 1942), que dirige la división de genética del Instituto 'Max Planck' de Biología del Desarrollo en Tubinga y recibió el Premio Nobel de Fisiología en el año 1995, o Margarita Salas (España, 1938), bioquímica y una de las impulsoras de la investigación española en este campo y en la biología molecular.

También a Bárbara McClintock (Estados Unidas, 1902), científica especializada en citogenética que obtuvo el Premio Nobel de Medicina en 1983; Ada Yonath (Jerusalén, 1939), cuyo trabajo se ha centrado en la determinación y estudio de las macromoléculas responsables de la síntesis de proteínas y el modo de acción de los antibióticos; Henrietta Swan Leavitt (estados Unidas, 1868), astrónoma que descubrió y catalogó estrellas variables en las Nubes de Magallanes y Émilie Du Chátelet (París, 1706), que fue matemática, física y filósofa.

La muestra es una de las acciones llevadas a cabo por el INICE para acercar la investigación a la sociedad. El Instituto de Investigaciones Científicas y Ecológicas es una asociación que pretende fomentar la investigación entre los jóvenes y la sociedad como una forma de aprender, conocer y aumentar el desarrollo personal.

La asociación está formada por voluntarios, entre los que se encuentran jóvenes investigadores, divulgadores, profesionales y profesores de diversos ámbitos. Es una entidad para todos aquellos que creen que la investigación debe estar más presente en la vida y en la sociedad, fomentándola desde niños y jóvenes.