El chiborra llena de color las calles de Cisneros

El chiborra corre tras los vecinos junto a su burro por las calles de Cisneros./El Norte
El chiborra corre tras los vecinos junto a su burro por las calles de Cisneros. / El Norte

Las celebraciones en honor a la la Virgen del Castillo dotan al municipio de un carácter festivo muy apegado a la tradición

El Norte
EL NORTEPalencia

La localidad palentina de Cisneros ha celebrado su tradicional procesión cívica del juicio popular al chiborra por las fechorías cometidas en la noche del sábado, donde abandonó su papel de trato cordial y respetuoso, para adoptar la imagen que le caracteriza: la del pícaro que entra a las alcobas de las mozas para despertarlas, la de ese personaje que asalta los corrales para llevarse las comida con la que celebrar una posterior merienda con sus danzantes.

Los vecinos de Cisneros y visitantes participaron en la fiesta que supone el juicio al chiborra, que después de haber tenido posesión del cargo durante tres días es desposeído de él, y va montado en su burra que es lo único que le queda. Cisneros repitió esta tradición, en la que se va relatando en forma verso lo acontecido en cada uno de los barrios.

El juicio terminó y el chiborra se despidió hasta el próximo año, pero antes el pueblo le le dijo adiós con un caluroso aplauso y el tradicional manteo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos