La catedral de Palencia divulga sus tres pinturas de estilo gótico

El público observa 'San Froilán con donante' a la entrada de la capilla de San Jerónimo. /A. Quintero
El público observa 'San Froilán con donante' a la entrada de la capilla de San Jerónimo. / A. Quintero

Medio centenar de personas participan en una nueva visita guiada

FERNANDO CABALLEROPalencia

La catedral de Palencia conserva solo tres pinturas encuadradas en el estilo gótico. Hubo más, pero con las sucesivas renovaciones de los patronatos de las capillas, las obras desaparecieron o se donaron a otras iglesias. Las tres pinturas góticas ha sido objeto este sábado de una nueva visita guiada a la catedral, que se pudo celebrar pese a la obras en el interior del templo ya que estas tres piezas aún no se han tapado o retirado.

Fernando Gutiérrez Baños, profesor de Arte de la UVA, fue el guía que orientó la visita. «La catedral de Palencia es gótica, se construyó entre 1321 y 1516, por lo que podríamos pensar que hay pinturas góticas, pero solo hay tres», explicó el profesor antes de iniciar el recorrido. Las causas son la renovación de los altares durante los siglo XVI, XVII y en menor medida el XVIII, que hizo que las pinturas fueran arrinconándose o llevándose a otros lugares y finalmente perdiéndose», agregó.

Las tres pinturas pertenecen a la última etapa del gótico. En concreto, 'Éxtasis de Santa María Magdalena' se enmarca en el gótico internacional, por lo que es la más antigua, está fechada en la primera mitad del siglo XV y decora la capilla de San Jerónimo. Las dos piezas del gótico hispanoflamenco con 'San Frolián con donante', en la entrada de la capilla del Sagrario, yel retablo de la Visitación, que está en un lateral del coro. Las obras son de autor anónimo, pero en el caso de las piezas hispanoflamencas sí existe una atribución.

Detalle de 'San Froilan con donante'.
Detalle de 'San Froilan con donante'. / A. Quintero

«Aunque no sepamos con certeza de quiénes son, por sus características se han atribuido a artistas conocidos. En el caso de 'San Froilán con donante', a Diego de la Cruz, que es el pintor más importante que trabajó en Burgos a finales del siglo XV, y el retablo de la Visitación se ha atribuido a dos artistas, uno el llamado maestro de la Visitación de Palencia y el otro a Juan de Nalde», detalla Gutiérrez Baños.

Sobre la calidad de la obras, el profesor indica que no son obras maestras como otras que hay en la catedral –San Sebastián, de El Greco, para el manierismo, o el díptico de Berruguete en el renacimiento–, «pero sí son obras buenas, que merece la pena conocer en profundidad y que se encuentran en buen estado de conservación».

La visita guiada, que se enmarca en el proyecto cultural 'La bella reconocida', fue seguida por casi medio centenar de personas, que se confundían con otros grupos que recorrieron la catedral en obras.

 

Fotos

Vídeos