Las campanas de Palencia tañen por la 'España vaciada'