Camela: «Nuestro público es muy familiar y nos tiene un poco consentidos»

Dionisio Martín y María de los Ángeles Muñoz, en una imagen promocional. /El Norte
Dionisio Martín y María de los Ángeles Muñoz, en una imagen promocional. / El Norte

El grupo musical de tecno-rumba, que ha cumplido 25 años en el escenario, actúa el viernes 5 en Palencia dentro de las fiestas de San Antolín

JESÚS GARCÍA-PRIETOPalencia

Actuaron la última vez en Palencia en diciembre de 2016 en el Pabellón de Deportes. Tres años más tarde, Dionisio Martín y María de los Ángeles Muñoz, integrantes del grupo musical de tecno-rumba Camela, vuelven mañana viernes a la ciudad para ofrecer un concierto, a las 23:00 horas en el Salón, coincidiendo con su vigésimo quinto aniversario musical.

Acaban de cumplir 25 años en los escenarios. ¿Ha cambiado mucho el panorama musical desde sus comienzos hasta hoy?

–Totalmente, Internet ha cambiado la industria musical profundamente.

¿Cómo fueron esos comienzos precisamente?

–Lo hemos contado muchas veces, éramos un grupo de chavales a los que nos gustaba la música, empezamos haciendo una 'maquetita' para nosotros y para la familia y algunos amigos, cada vez nos pedían más y más… Y así comenzamos.

'Rebobinando' es un álbum muy esperado por sus seguidores, en el que han hecho sus canciones más emblemáticas con colaboraciones importantes. ¿Cuál ha sido la que más les ha gustado o llamado la atención?

–No podemos elegir ninguna, todas han sido estupendas. Todos son amigos y compañeros que se han tomado la canción como suya y le han puesto todo el cariño y respeto del mundo.

Muchos de los artistas con los que colaboran son destacados 'fans' suyos. ¿Cómo se sienten?

–Nos sentimos muy bien, pero nosotros también somos 'fans' suyos, pero 'fans', 'fans'…

¿Ha habido algún artista que les hubiese gustado que apareciese en el disco y que no haya sido posible?

–Algunos querían, pero tenían compromisos y no fuimos capaces de conjugar agendas y otros ya teníamos todas las canciones repartidas, pero que no pierdan la esperanza que por el quincuagésimo aniversario repetiremos y habrá otras colaboraciones...

Han lanzado una edición especial del disco en cassette. ¿Vuelven a los orígenes ahora que está tan de moda lo 'revival'?

–No fue por moda, nosotros empezamos con el cassette y era lo lógico, nosotros llegamos tarde a la época del vinilo.

¿La cinta es también un homenaje a sus comienzos?

–Claro.

Aunque han evolucionado, su sonido siempre ha sido reconocido por el público. ¿Creen que es algo positivo?

–Si todo el mundo oye una canción nuestra y sabe que es Camela, es nuestra esencia, que siempre nos ha acompañado y que no queremos perder.

¿Han echado en falta durante todos estos años el reconocimiento de algunos medios?

–No, nos da igual. El reconocimiento te lo da el público, que son quienes compran nuestros discos y vienen a nuestros conciertos y ellos siempre están.

Son ya dos décadas de carrera con muchos incondicionales siguiéndoles. ¿Notan una renovación del público?

–La gente que cuando empezamos tenía 20 años, hoy son padres y madres de familia, que han enseñado a sus hijos lo que es Camela y hoy en día los acompañan a nuestros conciertos, puedes ver abuelas con sus nietos, padres con sus hijos… Nuestro público es muy familiar.

¿Cómo ha sido trabajar con Juan Antonio Bayona durante los últimos proyectos del grupo?

–Trabajar con 'J' es alucinante, porque es un genio.

Más de siete millones de discos vendidos, más de 2.000 conciertos... ¿Qué les dicen estas cifras?

–Por lo visto, es mucho. Para nosotros, que lo hemos vivido, es lo normal. Quizás nuestro público nos tiene un poco consentidos...

¿Qué les parece que artistas nuevos les tomen como referencia a la hora de crear su música?

–Nos encanta, cómo no nos va a gustar. Es estupendo influir en la música de alguna manera.

¿Siguen a alguno de esos nuevos artistas?

–Sí, a todos los que podemos. La gente nueva tiene mucho que enseñarnos y que aportar.

Llevan muchos conciertos a sus espaldas. ¿Se coge cariño a otras ciudades que no sean las natales?

–Pues claro. No las vamos a nombrar, pero en algunas de ellas es como estar en casa.

No es la primera vez que visitan la ciudad. ¿Guardan algún recuerdo especial de Palencia y de su público?

–No, no es la primera vez. La última vez que estuvimos aquí fue en 2016 y el público es estupendo.

¿Cómo será el nuevo directo que podrán ver los palentinos?

–Es un recorrido por estos 25 años.

¿Habrá alguna sorpresa?

–No sé si será una sorpresa, pero lo vamos a pasar fenomenal y esperamos que la gente que venga a vernos se divierta mucho.