Baños de Cerrato, al más puro estilo castellano

Los participantes observan el cerdo, tras las tareas de la matanza. /Luis Antonio Curiel
Los participantes observan el cerdo, tras las tareas de la matanza. / Luis Antonio Curiel

Vecinos y visitantes disfrutan de la Jornada de la Matanza, que incluyó el reparto de 600 bocadillos

LUIS ANTONIO CURIELBaltanás

La undécima edición de la Jornada de la Matanza del Cerdo ha llevado a Baños de Cerrato un animado programa festivo, después de que la organización decidiera trasladarla una semana debido a la previsión de lluvias para el domingo pasado. Pero en esta ocasión, el frío y el viento, con algunos chubascos, protagonizaron la jornada, por lo que la actividad se trasladó de la plaza de Castilla al Centro Polivalente. Los actos comenzaron por la mañana con la degustación de pastas, orujo y mistela, animados por los pasacalles de los Dulzaineros de Venta de Baños. Numerosos vecinos y visitantes se acercaron a la localidad cerrateña para disfrutar de la gastronomía palentina, la cultura y el arte, pues además hubo varias visitas guiadas a la Basílica de San Juan de Baños.

El acto central de la jornada fue el rito de la matanza y la degustación de las sopas de ajo, que ayudaron a combatir el frío de la mañana. Decenas de voluntarios colaboraron en la matanza, chamuscado y limpieza del cerdo. Por obligación administrativa, únicamente realizaron en público el rito del chamuscado, la limpieza del cerdo siguiendo el método tradicional y el destazado del animal. Un ritual que fue seguido con detalle por los más pequeños de la localidad, que aprovecharon para realizar algunas preguntas a los voluntarios de la matanza.

Además, los asistentes disfrutaron de la sopas de ajo elaboradas al más puro estilo castellano. La mañana finalizó con la actuación del Grupo Municipal de Danzas, que ofreció varias jotas que hicieron las delicias de todos los asistentes. «Consideramos que estas jornadas son muy importantes para preservar la tradición de nuestros pueblos, puesto que la matanza era una fiesta familiar que se hacía en cada casa. Por las fechas, puede hacer mal tiempo, por eso llevamos varios años reivindicando la necesidad de cubrir el patio del Centro Polivalente para todo el año», destacó Pedro Alonso, presidente de la Asociación de Vecinos San Juan de Baños.

La fiesta de la matanza tuvo también un respaldo importante por la tarde, con la merienda popular en la que se repartieron más de 600 bocadillos de lomo, panceta, chorizo y morcilla. Un acto que estuvo amenizado por la música folk del grupo El Retestero. Debido a las condiciones climatológicas, la organización suspendió los hinchables.

La XI Jornada de la Matanza finalizó con el sorteo. Para ello, la organización vendió papeletas entre los asistentes durante todo el día. «Es un día muy bonito para todos los vecinos de Baños de Cerrato, que rememoramos una tradición con mucho arraigo entre nuestras gentes. Estas jornadas son un motivo de unión para todos los vecinos y un medio para dar a conocer nuestro pueblo, la Basílica y la gastronomía. A pesar del mal tiempo, la afluencia de gente ha sido numerosa», destacó Roberto Hernández, voluntario.

Además, vecinos y visitantes disfrutaron del arte y la historia de la Basílica de San Juan de Baños, que permaneció abierta durante toda la jornada y que contó con varias visitas guiadas que se realizaron de manera gratuita. La feria también congregó a varios productores palentinos que ofrecieron sus productos alimentarios, como embutidos, encurtidos y cervezas, que permitieron a vecinos y visitantes disfrutar de una animada jornada festiva en la que el cerdo fue protagonista. Las condiciones climatológicas restaron asistencia de productores, que se instalaron en varias mesas tuvieron en el patio del Centro Polivalente. Por su parte, las mujeres de la localidad acudieron vestidas de mondongueras, con la ropa tradicional castellana, dando vistosidad a la jornada festiva. La alcaldesa de Venta de Baños, Rosa María Juanes, agradeció la colaboración de todos los voluntarios en la organización de esta fiesta tradicional, especialmente por el apoyo prestado por la Asociación de Vecinos San Juan de Baños y la Asociación Mujer Rural Santa Bárbara.

La fiesta de la Matanza nació hace once años por iniciativa de Miguel Sánchez, que desde los inicios contó con el respaldo de la Asociación de Vecinos San Juan de Baños y de la Asociación Mujer Rural de Santa Bárbara, que son las encargadas de preparar la fiesta. Las jornadas están organizadas por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Venta de Baños con la colaboración de la Diputación de Palencia y el Grupo Siro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos