El Ayuntamiento de Palencia reclama al Estado una reparación urgente de la antigua cárcel

Los cubos para recoger el agua de las goteras copan el espacio central del centro en el que se suelen colocar las exposiciones temporales. /Antonio Quintero
Los cubos para recoger el agua de las goteras copan el espacio central del centro en el que se suelen colocar las exposiciones temporales. / Antonio Quintero

La deficiente construcción de la cubierta imposibilita que se puedan utilizar todos los espacios

José María Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

Aunque la empresa Bercopa prácticamente ha finalizado las obras de emergencia que se contrataron este verano para dar solución a algunos de las deficiencias estructurales del edificio de la antigua cárcel, los problemas de humedades, filtraciones de agua y climatización del edificio aún siguen presentes e impiden que el centro cultural Lecrác pueda desarrollar su actividad con normalidad y que incluso se puedan poner en marcha nuevos servicios y espacios, que en estos momentos se encuentran cerrados.

Las recientes obras han puesto fin a las enormes goteras y los hundimientos de las escayolas del techo de la zona en la que anteriormente se ubicaba el archivo histórico de la Policía y también se ha reparado el techo de la zona de la escalera que da acceso a la sala de estudio. Los trabajos, que han costado alrededor de 40.000 euros, han servido también para que se creen sistemas de acceso a la cubierta desde el interior del edificio y medidas de seguridad en el tejado, para cuando se tengan que efectuar trabajos de reparación.

Pero estas medidas no son más que una mínima intervención, en el marco de un problema mucho más amplio que afecta no solo una parte de la cubierta, sino a todo el tejado del edificio, que los técnicos municipales consideran que se colocó de forma errónea y con materiales poco apropiados, que impiden desaguar la lluvia y la acumulan formando auténticas piscinas en el tejado, lo que ha ido provocando que se extiendan las goteras por todo el edificio.

Además, se ha comprobado que el sistema de climatización no es adecuado para un inmueble de techos tan elevados, produciéndose además la paradoja de que si la calefacción o el aire acondicionado se suben para que preste un buen servicio, el ruido y las vibraciones que genera el sistema son insoportables en algunas de las zonas del edificio, como en la sala de estudio.

Ante esta situación, el Ayuntamiento ha reclamado al Ministerio de Fomento, que financió las obras a través del 1% Cultural, una reparación de todas las deficiencias, para lo que se ha elaborado un proyecto que asciende a casi 400.000 euros. Fomento no se ha negado por el momento, pero sí ha contestado al Ayuntamiento que debe esperarse a que se puedan incluir esta obra en los presupuestos del próximo año, lo que significa que la intervención puede demorarse durante demasiado tiempo.

Por ello, el último paso que se ha dado desde el Consistorio de Palencia y para el que todavía no se ha recibido respuesta es que el proyecto pueda incluirse entre las iniciativas que se ejecutan por el procedimiento de urgencia, que no obliga a esperar a que haya consignación presupuestaria propia.

Esta reparación integral de todas las deficiencias permitiría al Ayuntamiento ocupar la zona abandonada por la Policía Nacional, instalando en ella la biblioteca que ahora está en Miguel de Unamuno y creando también una nueva sala de estudio, ya que la actual está sobresaturada. Permitiría también reabrir la sala infantil, que ha tenido que cerrarse por la falta de calefacción y las goteras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos