El Ayuntamiento de Palencia, obligado a devolver más de medio millón euros a la fábrica de armas

Entrada a la fábrica de armas de Palencia. /A. Quintero
Entrada a la fábrica de armas de Palencia. / A. Quintero

El Supremo desestima el recurso del Consistorio y la adjudicataria Nammo recibirá el dinero de la liquidación del Impuesto de Actividades Económicas

El Norte
EL NORTEPalencia

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha dictado una provindencia por la que se desestima el recurso de casación presentado por el Ayuntamiento de Palencia contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en la que se le daba la razón a la empresa Nammo, concesionaria de las instalaciones de la Fábrica de Armas, con respecto a la cuantía que debe pagar por el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

El Supremo señala en su providencia que el recurso del Ayuntamiento no puede admitirse a trámite por carencia de interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia, y le impone las costas judiciales, con un máximo de 2.000 euros, al Consistorio.

El contencioso entre Nammo y el Ayuntamiento se remonta a la revisión del pago del IAE que estableció el Ayuntamiento de Palencia en 2016 una vez que recibió el informe de la empresa auditora contratada para determinar si las grandes empresas palentinas tributaban de forma adecuada. Ese informe determinó que algunas de las empresas asentadas en la capital palentina habían estado pagando menos de lo que les correspondía, por lo que el Ayuntamiento estableció una revisión en sus cargos impositivos, lo que ha llevado a que algunas sociedades tengan que pagar en los próximos ejercicios mucho más de lo que venían haciendo por el IAE. Uno de los casos fue el de Nammo, que vio incrementado el cargo por el IAE de 80.000 euros anuales a cerca de 300.000. Y dado que la medida tenía efectos retroactivos por cuatro años, al final la cuantía que debía pagar Nammo se elevaba a casi los 900.000 euros.

Tras una primera sentencia del Contencioso favorable al Ayuntamiento, el TSJ obligó al Consistorio a devolver a la empresa más de 500.000 euros por la liquidación tributaria del IAE correspondientes a los ejercicios de 2014 y 2015. Aún falta por resolverse judicialmente la liquidación de 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos