La Audiencia juzgará el lunes al exalcalde de Velilla por presunta prevaricación

Gonzalo Pérez Ibáñez. /José Carlos Diez
Gonzalo Pérez Ibáñez. / José Carlos Diez

El alto tribunal desestimó el recurso de apelación de Gonzalo Pérez contra el auto del Juzgado de Cervera

El Norte
EL NORTEPalencia

La Audiencia Provincial de Palencia juzgará el próximo lunes, 16 de septiembre, al exalcalde de Velilla del Río Carrión, el popular Gonzalo Pérez Ibáñez, por un presunto delito continuado de prevaricación administrativa y para quien el Ministerio Público pide la inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de trece años y la acusación particular, que ejerce el grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Velilla del Río Carrión, por quince años.

El alto tribunal de la provincia desestimó en su día el recurso de apelación interpuesto por Gonzalo Pérez Ibáñez contra el auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Cervera de Pisuerga en el que se le imputaba un presunto delito continuado de prevaricación administrativa.

En el auto judicial consta que el regidor de Velilla desoyó los informes del secretario-interventor municipal, formalizando diversos contratos que incumplían los requisitos exigidos por la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, tales como la publicidad adecuada o la existencia de un tribunal o comisión de selección, según informó el PSOE.

En el escrito del recurso ante la Audiencia se admite que se formularon reparos por el técnico municipal, lo que no impidió que se formalizaran estos contratos, que posteriormente fueron declarados nulos por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

El consistorio fue denunciado por la Consejería de Presidencia por supuestas irregularidades en la contratación del personal eventual. Según la denuncia de la Junta, los trabajadores eran contratados mediante un sistema de contratos encadenados, sin que la plaza saliese a concurso ni oposición, como contempla la Ley. La Junta apercibió al Ayuntamiento para que resolviese los contratos y convocase el concurso-oposición.

Ante la falta de actuación del Consistorio, la Consejería de Presidencia denunció la situación ante el Juzgado Contencioso, que falló a favor de la administración regional. Tras ello, el juez remitió el expediente por un posible delito de prevaricación administrativa al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Cervera de Pisuerga, que condenó al ex alcalde en primera instancia remitiendo el procedimiento a la Audiencia para su enjuiciamiento, ya que se trata de un delito grave.

La Audiencia desestimó el recurso de Gonzalo Pérez Ibáñez al considerar que existen indicios de criminalidad en su forma de actuar, como hizo constar la jueza de Cervera en primera instancia, que señaló como fundamental que, pese a las advertencias del secretario en razón a la ilegalidad de los contratos laborales a suscribir, finalmente el alcalde decidió formalizarlos.