Las asociaciones de Palencia comienzan a unirse para resucitar el Consejo de la Juventud

Brian Luis Vallejo y Alejandro Ayuso./Antonio Quintero
Brian Luis Vallejo y Alejandro Ayuso. / Antonio Quintero

Una comisión quiere aglutinar de nuevo a todas las asociaciones y dar uso al local que está ubicado en la estación de autobuses

PILAR ROJOPalencia

La eliminación de una subvención municipal que permitía afrontar los costes de funcionamiento del Consejo de la Juventud generó la desaparición práctica de este organismo hace seis años. Los dos trabajadores que atendían la oficina y organizaban las actividades tuvieron que ser despedidos y el propio Consejo tuvo que asumir los gastos de indemnización de esa plantilla, una deuda que seis años después se ha saldado por completo y que permite, de alguna manera, partir de cero en una nueva etapa en la que los integrantes de algunas asociaciones juveniles han decidido relanzarlo de nuevo. Su primer objetivo será ponerse en contacto con todas las asociaciones juveniles que funcionan en la capital y en la provincia con el fin de aglutinarlas de nuevo y poner en marcha un proyecto de actividades atractivo para los jóvenes.

Alejandro Ayuso Muñoz, de la asociación Palencia Kernel Panic, preside la nueva comisión permanente, de la que forma parte también Brian Luis Vallejo, de Juventudes Socialistas, como secretario. Sus objetivos más inmediatos son aglutinar al mayor número posible de asociaciones, adaptar el local a las necesidades de los asociados y convocar posteriormente elecciones para elegir una directiva. «Empezamos esta nueva etapa con mucha ilusión por mejorar el día a día de las asociaciones juveniles, intentando fomentar el asociacionismo y que los jóvenes podamos volver a ser escuchados por las instituciones», indica el presidente. La nueva dirección ya ha anunciado que pedirán reuniones con el Ayuntamiento y la Diputación para intentar trasladarles los problemas e inquietudes de los jóvenes palentinos. «Uno de nuestros principales objetivos es volver a ser l correa de transmisión entre las necesidades del colectivo juvenil y las instituciones», agrega Ayuso.

Una vez que contacten que las asociaciones y les presenten su proyecto, el gran reto de esta comisión es convertir al Consejo de la Juventud en el altavoz de todos los jóvenes para intentar frenar, en la medida de lo posible, la emigración de este colectivo a otros lugares. En su opinión, si se dota a la capital y a las zonas rurales de los servicios que demandan los jóvenes, Palencia puede ser un lugar atractivo para vivir, siempre que puedan desarrollar también aquí un proyecto laboral.

Sede

Además, la comisión que se ha formado considera que la sede, ubicada en la estación de autobuses, tiene muchas posibilidades y puede resultar un lugar atractivo para celebrar reuniones, acudir a estudiar o hacer trabajos o simplemente como lugar de reunión. «La sede cuenta con seis salas, tres de ellas están ahora mismo ocupadas por asociaciones, una sala de reuniones, un amplio salón de actos y está preparada para el acceso a personas con discapacidad y dotada con baños y todos elementos que pueden ser necesarios. Pensamos que están infrautilizadas y que se trata de un lugar muy versátil que puede resultar muy útil para los jóvenes palentinos que deseen acudir, desde leer el periódico hasta celebrar una reunión de la asociación a la que pertenezcan o realizar un trabajo, ya que también queremos habilitar una pequeña sala de estudios», explica el dirigente.

Ayuso considera también que, una vez superados todos los problemas económicos y las dificultades que han atravesado con los dos trabajadores despedidos y las consecuencias de no contar con la subvención municipal, es un buen momento para impulsar un organismo de estas características, máxime en un momento en el que los jóvenes se marchan de Palencia al no encontrar oportunidades laborales en la provincia. En principio, son conscientes de que este objetivo se debe lograr poco a poco, ya que será necesario primero escuchar a las asociaciones y después diseñar un proyecto en función de las preferencias de todas ellas. «El objetivo es poder convertirnos en un altavoz de todas esas inquietudes comunes, que afectan a todos los jóvenes», comenta la nueva directiva.