El PP asegura que Polanco está «tranquilo» pese a que el partido haya aceptado la limitación de mandatos de Ciudadanos

Carriedo, María José de la Fuente, Rubio Mielgo, Ángeles Armisén, Fernández Mañueco, Alfonso Polanco y Jorge Martínez, en una convención del PP en Palencia en noviembre de 2018. /Antonio Quintero
Carriedo, María José de la Fuente, Rubio Mielgo, Ángeles Armisén, Fernández Mañueco, Alfonso Polanco y Jorge Martínez, en una convención del PP en Palencia en noviembre de 2018. / Antonio Quintero

María José de la Fuente, que integra la comisión negociadora de pactos en entidades locales insiste en que los populares «no van a personalizar las negociaciones»

El Norte
EL NORTEPalencia

María José de la Fuente, integrante de la comisión negociación de los pactos del PPCyL en entidades locales, ha asegurado hoy en Palencia que el candidato a la Alcaldía de la ciudad, Alfonso Polanco, está «tranquilo y relajado», pese a la aceptación por parte de su partido de las 18 medidas de regeneración propuestas por Cs para un posible pacto en la Comunidad, entre las que se incluye la limitación de mandatos. Además, recordó, que aunque «no damos nada por perdido» tampoco hay que personalizar las negociaciones.

«No vamos a personalizar en nadie y tampoco damos nada por perdido. Ha sido muy reciente la aceptación de esas medidas y tenemos que ver los matices, que tienen que venir ahora», ha dicho al ser preguntada por las negociaciones locales y autonómicas, un proceso en el que, dijo, cada minuto está siendo determinante.

En ese sentido, comentó que la noticia de la aceptación de las propuestas de regeneración de la formación 'naranja' ha sido muy reciente y que, por tanto, tienen que ver cómo va a ser la aceptación de las medidas en la práctica. «Es demasiado pronto, hay que tener calma para ver cómo se concretan en la práctica», dijo.

Afirmó que lo importante es dejar avanzar las negociaciones «sin presiones» para que se puedan alcanzar acuerdos de colaboración en la Comunidad y en las ciudad y, «cuando menos se interfiera desde fuera, será mejor porque, sino va a ser estropearlo porque va a ser bueno para el gobierno», según recoge Ical.