El alcalde de Palencia solicita a la Junta medidas urgentes contra la proliferación de palomas

Excrementos de paloma sobre un banco de la ciudad. /Antonio Quintero
Excrementos de paloma sobre un banco de la ciudad. / Antonio Quintero

Alfonso Polanco pide a la administración autonómica que actúe o que deje al Ayuntamiento intervenir para atajar el problema

El Norte
EL NORTEPalencia

El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, ha enviado una carta al delegado territorial de la Junta, Luis Domingo González, en la que solicita a la administración autonómica que actúe contra la paloma torcaz (especie protegida)o le otorgue permiso para intervenir desde el Ayuntamiento dados los problemas que están suscitando los excrementos de este ave. «Desde hace ya tiempo, la población de la paloma torcaz ha ido creciendo exponencialmente y desplazado su hábitat, hecho que ha supuesto la invasión del centro de las ciudades», expone el alcalde en su misiva.

Alfonso Polanco añade además que la proliferación de esta especie silvestre «está ocasionando graves problemas sanitarios, de limpieza y alteración del ecosistema urbano y requiere una intervención urgente». El alcalde, haciéndose eco de las numerosas quejas de vecinos que solicitan medidas para el control de las palomas y consciente de la suciedad que generan tanto en el mobiliario urbano como en propiedades particulares, reclama a la Junta la necesidad de actuar.

«Dado que la paloma torcaz es una especie protegida imposible de capturar a través de los medios utilizados para apresar a la paloma zorita, ya que no acude a los cebos ni se agrupa en bandos, es necesario y urgente que la Administración que usted representa adopte medidas para controlar esta plaga, o en caso contrario que se permita intervenir a este ayuntamiento para el control efectivo que dé solución a este grave problema», plantea el alcalde al delegado de la Junta en Palencia.

Las continuas batidas de limpieza, los intentos de captura y las distintas trampas promovidas por el Ayuntamiento de Palencia no son del todo suficientes. La Concejalía de Medio Ambiente ha puesto en marcha varias campañas para intentar ahuyentar a la paloma torcaz, que desde hace siete años ha encontrado refugio seguro en la capital. La retirada de nidos de los árboles en las zonas en las que se ha detectado mayor población, la captura controlada y la colocación de jaulas.

La dificultad se incrementa porque a la especie de paloma zorita se ha unido ahora la paloma torcaz, un tipo de ave que comenzó a llegar hace siete años y que tiene como principal características el hecho de que no emigran, cuando llegan ya se quedan instaladas en la ciudad.