Alarma en un barrio de Palencia por la orden judicial de activar una antena telefónica

La antena, simulada como una chimenea, se levanta ahora en la parte de atrás del edificio./Antonio Quintero
La antena, simulada como una chimenea, se levanta ahora en la parte de atrás del edificio. / Antonio Quintero

Los vecinos solicitan una reunión con el alcalde para conocer si el Ayuntamiento va a seguir luchando para que no funcione

José María Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

La empresa Vodafone ha ganado la batalla judicial y podrá poner en servicio la antena de telefonía móvil que mantiene instalada desde hace años en la cubierta del número 2 de la calle Salvino Sierra. El Tribunal Supremo ha desestimado un recurso de casación presentado por el Ayuntamiento de Palencia contra una resolución previa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León por la que se daba la razón a la operadora telefónica en su pleito contra el Ayuntamiento por la instalación de esta antena.

La resolución del Supremo reconoce el derecho de Vodafone de poner en funcionamiento la antena, ya que cuenta con todos los requisitos que exige la Dirección General de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria, por lo que está avalada por la Ley de Telecomunicaciones del año 2014, que estable el interés público de este tipo de servicios y rechaza que las normativas urbanísticas locales puedan paralizar su despliegue.

La empresa, ante los informes desfavorables del Ayuntamiento de Palencia había solicitado un informe al Ministerio de Industria, que era favorable, por lo que en principio podría haber puesto en servicio la antena hace ya varios años. Pero el Ayuntamiento encontró otro resquicio para la negativa en una resolución de la Comisión Territorial de Patrimonio, que emitió un informe en el que consideraba que esta antena y otra instalada por la empresa Movistar afectaban negativamente al conjunto histórico artístico de la Catedral de Palencia.

Así, con este informe de Patrimonio y una sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo de Palencia a favor de la retirada de las antenas, el Ayuntamiento ordenó a las dos empresas que restauraran la legalidad y las retirasen de la azotea del edificio de calle Salvino Sierra.

En la actualidad, la antena de Movistar ha sido desmantelada, mientras que la de Vodafone ya no se sitúa en el emplazamiento inicial, sino que se levanta sobre esta misma azotea, solo que en una parte más alejada –se ha modificado algunos metros la ubicación–, con lo que ya no se vislumbra desde los entornos de la catedral y no hay afección visual sobre el monumento, que está declarado bien de interés cultural.

Así, el Supremo ha determinado finalmente que la antena puede entrar en servicio, puesto que cuenta con informe de legalidad favorable emitido por el Ministerio de Industria desde el año 2014 y no supone ninguna afección negativa al patrimonio histórico de Palencia.

Además, la empresa cumple en estos momentos también con las exigencias urbanísticas que figuran en el Plan General del Ayuntamiento (artículo 125), que prohíbe que sobre las cubiertas de los edificios puedan instalarse elementos que no presten un servicio exclusivo a la comunidad de propietarios. Esto quiere decir que no pueden instalarse las casetas con los equipos tecnológicos que acompañan a las antenas.

Esta exigencia urbanística ha llevado a que muchas antenas instaladas en Palencia hayan tenido que ser desmanteladas, al no poder encontrar un espacio en el interior del edificio para colocar los equipos tecnológicos, circunstancia que sí ha podido ser solventada por Vodafone en Salvino Sierra, según han informado fuentes del Ayuntamiento de Palencia, que al tiempo reconocen que, en estos momentos, con las últimas sentencias judiciales que existen sobre este problema en toda España, las empresas pueden acogerse al interés general de la Ley de Telecomunicaciones para solventar posibles impedimentos que fijen las normativas urbanísticas de los ayuntamientos.

Así, tras la sentencia del Supremo, en la que se niega que la antena afecte visualmente al conjunto patrimonial de la Catedral, más el amparo del informe favorable del Ministerio de Industria, el Ayuntamiento se ve ahora obligado a conceder de forma automática la licencia de actividad para la antena de Vodafone. «Hemos hecho lo posible para que no entrase en funcionamiento. No se nos puede reprochar que no hayamos luchado. Hemos sido muy serios en las exigencias urbanísticas que figuran en el Plan General de la ciudad y hemos luchado en los tribunales hasta el final. Cuando el TSJ dio la razón a la empresa, el Ayuntamiento presentó un recurso de casación, pero no ha prosperado, con lo que se nos obliga a que demos la licencia de actividad de forma automática, no podemos hacer más», explicaba ayer la concejala de Urbanismo, María Álvarez, quien reconocía que la antena cuenta con el informe favorable del Ministerio de Industria y que había sido cambiada de emplazamiento para no afectar visualmente al conjunto patrimonial de la Catedral.

Esta circunstancia ha generado una profunda inquietud a los vecinos de la zona, que durante años se manifestaron y realizaron continuas protestas para lograr que se retirasen las dos antenas. En este contexto, desde la Asociación de Vecinos de San Pablo y Santa Marina se ha remitido un escrito al alcalde de Palencia, en el que se expone la «importante preocupación» de los vecinos del barrio, quienes, a través del comunicado, quieren recordar los «efectos nocivos para la salud que supone la instalación de este tipo de antenas, con las cuales dentro de unos años podríamos desarrollar enfermedades e hipersensibilidades en la salud». Los vecinos piden que se tengan en cuenta los principios de precaución para evitar la sobreexposición a las radiaciones de las poblaciones más vulnerables, como los niños.

Por ello, desde la Asociación de Vecinos de San Pablo se ha solicitado una reunión con el alcalde, Alfonso Polanco, para que «nos explique de su propia voz y de la de su equipo de gobierno, cuáles van a ser sus pasos a seguir en los próximos meses y no tener que volver a comenzar una lucha en los medios de comunicación para que se defiendan nuestros derechos».

Los vecinos señalan que «queremos saber si el Ayuntamiento de Palencia estará a favor de proteger la salud de hoy y de mañana de nuestros vecinos o si por el contrario hará la vista gorda y favorecerá los intereses de las empresas aun a riesgo de provocar daños severos a medio o largo plazo en la salud de los vecinos de Palencia».

 

Fotos

Vídeos