Las actividades de dinamización juvenil de la Diputación llegan a 98 municipios en verano

Ángeles Armisén y Juan Antonio Obispo, durante el desarrollo de un taller en Pedraza de Campos. /El Norte
Ángeles Armisén y Juan Antonio Obispo, durante el desarrollo de un taller en Pedraza de Campos. / El Norte

El programa estival de ocio y cultura para los jóvenes del medio rural palentino ha recibido 35.761 euros, un 10% más que el año pasado

EL NORTEPalencia

El programa de actividades para jóvenes de la provincia de Palencia, organizado por la Diputación durante el verano, llegará a 98 municipios. El presupuesto destinado por la institución provincial a esta iniciativa estival asciende a 35.761 euros, cerca de un 10% más que el año pasado.

El objetivo de este programa es que todos los jóvenes que residen en el medio rural tengan las mismas posibilidades de acceso al ocio y a la cultura que los que viven en las ciudades.

Entre las novedades destacadas de la programación de este año, destaca el juego temático de aventuras 'Game of Pallantia' que, con un gran éxito de participación en las citas del mes de julio, llegará a Amusco y a Dueñas los días 26 y 27 de agosto respectivamente.

Para los más pequeños, la Diputación también ha organizado actividades como los espectáculos de 'Escuela de rock' que en esta edición se han llevado a cabo durante algunos festivales de la provincia, como el Festival Punk de Astudillo o el Galleta Rock de Aguilar de Campoo, y al que le queda una última cita en Itero de la Vega el 24 de agosto durante la celebración del 'Tachurock'. Los niños conocerán de una forma lúdica, divertida y participativa la tradición oral y los juegos populares, incluyendo disciplinas circenses, completando la actividad con pintacaras, tatuajes y bailes con coreografías

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, junto al diputado de Juventud, Juan Antonio Obispo, ha conocido de primera mano las actividades de este área con una visita a la localidad de Pedraza de Campos, donde se ha desarrollado el taller de decoración de gorras con 'hamma beads', piezas de plástico de colores. La actividad, dirigida a niños a partir de seis años, tenía como objetivo potenciar toda la creatividad de los veinte niños que han participado.