Equilibrismos con la luz en Palencia

Un operario queda suspendido en un poste al retirársele la escalera en un local de hostelería de Villamuriel al que iba a cortar el suministro

EL NORTEPALENCIA

El incidente se presta a chanzas, a comentarios jocosos. Que si la luz está por las nubes, que si a veces te deja colgado... Pero al operario de una empresa del sector eléctrico sí que le dejó hace días en las nubes y colgado, suspendido en un poste a tres metros de altura por culpa de un cliente sobre el que hay un expediente abierto por falta de pago y que reaccionó de una forma realmente drástica cuando fueron a cortarle el suministro.

Los hechos ocurrieron el pasado día 4 en el término municipal de Villamuriel de Cerrato, sobre las 11:00 horas, cuando dos operarios de una empresa del sector eléctrico acudieron a cumplir con la orden de cortar el suministro a un negocio hostelero por impago. Al parecer, hay un expediente abierto por este motivo en la firma suministradora, pero lo que no podían esperar los dos trabajadores es cómo iban a ser recibidos en el establecimiento. Así, cuando llegaron al lugar, uno de los dos operarios se subió a un poste de la luz próximo para proceder al corte del suministro, a una altura de unos tres metros. Cuando acometió tal tarea, desde el local hostelero hizo acto de presencia un hombre que les conminó a restablecer el servicio de inmediato y que, muy enojado por la acción, empujó primero a uno de los dos trabajadores, el que estaba abajo de la escalera, y procedió acto seguido a retirar la misma del poste de la luz en el que estaba apoyada, de forma que el trabajador que se encontraba arriba quedó colgado en el poste, suspendido a tres metros de altura, sujeto gracias al arnés de protección que llevaba puesto. Así, ni cortos ni perezosos, reaccionaron desde el establecimiento hostelero de Villamuriel de Cerrato que anda a vueltas con el recibo de la luz.

Los trabajadores, ante la actitud violenta del hombre, que les tenía retenidos hasta que restablecieran el servicio, dieron aviso a la Guardia Civil, que desplazó hasta el lugar a una patrulla de la Comandancia de Palencia. Ya en el lugar, los agentes del instituto armado fueron testigos de la disputa, si bien para entonces el trabajador ya había logrado bajar del poste de la luz.

La patrulla de la Guardia Civil de la Comandancia de Palencia hizo las diligencias pertinentes, si bien el suministro eléctrico finalmente no le fue cortado al establecimiento de hostelería de Villamuriel de Cerrato, a la espera de que lo que decida el juzgado al que fueron remitidas esas diligencias.