Villaconancio festeja a la Virgen de Mediavilla

Niñas y mayores danzan en honor a la patrona. /
Niñas y mayores danzan en honor a la patrona.

La localidad cerrateña disfruta de un animado programa de actos con motivo de su semana cultural y las fiestas patronales

LUIS ANTONIO CURIELpalencia

Villaconancio lució sus mejores galas el pasado lunes para honrar a su patrona, la Virgen de Mediavilla. Centenares de vecinos participaron en la procesión que recorrió las principales calles de la localidad, deteniéndose en tres momentos para bailar la danza típica cerrateña. Al son de dulzaina y tamboril, los Dulzaineros de la Asociación Cultural Entusiastas de la Dulzaina, de Palencia, amenizaron el recorrido festivo. Un momento que se vivió con especial emoción fue el estreno de la canción dedicada a la Virgen de Mediavilla, con la música de la conocida jota sobre los labradores. Acto seguido, los villaconancieros celebraron la eucaristía, presidida por el párroco, Carlos Rodríguez, que recordó la importancia del dogma de la Asunción de la Virgen a los Cielos. La celebración fue amenizada por el coro parroquial en un marco tan especial como la iglesia parroquial de San Julián y Santa Basilisa, que conservan un ábside románico del siglo XII.

La fiesta continuó con un aperitivo para todo el pueblo preparado en el atrio de la iglesia parroquial. Los villaconancieros disfrutaron de una jornada especial en torno a su patrona, la Virgen de Mediavilla. Una fiesta que hasta 1978 se celebraba el 8 de septiembre, Natividad de la Virgen María, y que por iniciativa de los jóvenes del pueblo se trasladó al 15 de agosto. «Fue algo que propusimos los jóvenes de la peña Conancio, pues veíamos que cada vez acudía menos gente a las fiestas. La respuesta fue favorable y desde entonces celebramos la semana cultural como antesala de las fiestas, con gran participación de vecinos y visitantes», comentó José Antonio Flores, alcalde de la localidad. En aquella época, los danzantes se vestían con pantalón y camisa blancos, ataviados con fajín y pañuelo morados en representación del color de Castilla. «Es algo que nos gustaría recuperar en el futuro, con el fin de dar mayor colorido a las danzas, que son una de las partes principales de nuestra fiesta. Hacemos tres paradas en las que bailamos nuestra danza típica, que los más pequeños también van aprendiendo con ilusión. Debemos mantenernos fieles a nuestras tradiciones y trabajar por conservarlas», indicó Flores, que estuvo acompañado por numerosas autoridades comarcales y provinciales.

El alcalde de Villaconancio animó a todos los hijos del pueblo a empadronarse en la localidad, que en los últimos meses ha contado con cinco nuevos vecinos. «Hago un llamamiento a todos para que hagan un esfuerzo por mantener vivo el pueblo empadronándose en Villaconancio, lo que nos permitirá hacer más cosas », señaló.

Desde el Ayuntamiento, trabajan en varios proyectos municipales y en las próximas semanas comenzarán el hormigonado de los entornos de la báscula, que es el único espacio del pueblo que está sin asfaltar. Una de las prioridades de la localidad cerrateña es la rehabilitación de la nave municipal para convertirla en centro cívico, lo que permitirá organizar diversos actos socio culturales durante todo el año. En estos momentos, el Ayuntamiento trabaja en la redacción del proyecto de rehabilitación. Además, la localidad cerrateña se muestra muy satisfecha de su incorporación a la mancomunidad de Agua del Cerrato Sur que les proporcionará la obra de enganche del abastecimiento del agua del río Pisuerga junto a Cevico Navero y Hérmedes de Cerrato, con una inversión de dos millones de euros que serán financiados por la Junta de Castilla y León. La obra está prevista para el próximo año.

Por lo demás, la Semana Cultural ha sido la antesala de las fiestas, con una excursión a la villa romana de La Olmeda, talleres de yoga, risoterapia, fotografía y cocina, torneo de futbolín, pancetada, jotas de la tierra y teatro, además de otros actos culturales y festivos. Unos días intensos que han congregado a numerosos vecinos y amigos.