Una apuesta por la integración en Palencia

Los jóvenes, junto al puesto de venta de objetos, donde tocaron y cantaron durante la mañana. /
Los jóvenes, junto al puesto de venta de objetos, donde tocaron y cantaron durante la mañana.

La Fundación Secretariado Gitano abre sus puertas para acercar su cultura a la sociedad y dar a conocer sus programas

ASUN GARCÍAPalencia

Las dificultades de acceso al empleo y a la vivienda constituyen el principal inconveniente para la integración de los gitanos. Y es precisamente en el alquiler y la compra de vivienda donde más se percibe la discriminación y el racismo hacia esta étnia, según indicó ayer la coordinadora de la Fundación Secretariado Gitano, Raquel García París. Así, para disponer de una vivienda, los gitanos se encuentran, por un lado, con las dificultades económicas, al igual que el resto de la población paya, y por otro, con la desconfianza de los propietarios, ya que algunos todavía son reacios a alquilar su piso a una persona gitana.

De forma paralela, los episodios de rechazo se dan con frecuencia en las comunidades de vecinos, hasta el punto de que hay casos en que los residentes del bloque «hacen lo posible para que inquilinos o propietarios gitanos se vayan del piso», según afirma la coordinadora de la asociación. «Todo ello, teniendo en cuenta que se deben respetar las normas de civismo por ambas partes», remarca García París. La representante de la fundación hizo este planteamiento con motivo de la jornada de puertas abiertas, que se celebró ayer, con el fin de lograr un acercamiento a la sociedad y dar a conocer los programas de formación e integración que se llevan a cabo desde Secretariado Gitano.

Grupos de jóvenes desarrollaron actividades en los soportales de la Plaza Mayor, al lado de su sede, en unos casos con música y en otros con talleres de manicura. Este taller de estética, junto con el puesto de venta de artículos tuvo carácter solidario, como medio de recaudar fondos para la propia fundación. Por la tarde hubo además talleres infantiles, con cuentacuentos y manualidades, dirigidos a niños gitanos y payos.

Pese a las dificultades de integración agravadas por la crisis y que afectan por partida doble a las mujeres, particularmente en el acceso al empleo, la situación de este colectivo ha mejorado en los últimos años, en buena parte debido a los programas de la fundación para mejorar la empleabilidad y la formación de los grupos en riesgo de exclusión social y, en particular, de los gitanos.

Formación

De hecho, entre los programas que se desarrollan actualmente está uno del sector de alimentación, en colaboración con las empresas Siro y Europraliné-Trapa, en las que harán prácticas, y otro de formación para obtener el graduado en ESO, «porque el empleo y la educación son la mejor garantía para la integración, subraya Raquel García París.

La población gitana en Palencia es de unas 3.000 personas, de las que aproximadamente la mitad viven en la capital.