Palencia tiene 1.275 edificios pendientes de la inspección técnica

Luis Vicente de la Torre, con la placa que recibió ayer por sus 22 años en Aecopa, junto al presidente y la secretaria general, Carmen Casado. /
Luis Vicente de la Torre, con la placa que recibió ayer por sus 22 años en Aecopa, junto al presidente y la secretaria general, Carmen Casado.

Los constructores cifran sus esperanzas de negocio en las mejoras que serán necesarias y que impulsarán a este y a otros sectores

ASUN GARCÍAPalencia

En Palencia, 1.275 edificios deberán pasar la inspección técnica, obligatoria en Castilla y León en los municipios de 20.000 o más habitantes, y para los de tipo unifamiliar en los municipios de 5.000 o más habitantes. Eso supone que las revisiones en la provincia afectarán sobre todo a la capital, pero también en localidades como Aguilar de Campoo, Guardo, Venta de Baños o Villamuriel de Cerrato. Así se recoge en el informe presentado por el presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción e Industrias Afines de Palencia (Aecopa), Gabriel Rubí, en la asamblea celebrada ayer.

Con estas revisiones, indicó Rubí, se garantizará la seguridad de los vecinos y se mejorará su calidad de vida permitiendo ahorros energéticos, así como mejoras en instalaciones, como ascensores y dotación de rampas de acceso para personas con discapacidad. Pero estas mejoras «ayudarán también a generar actividad económica en un sector que lo necesita, el de la contrata, además de a sus trabajadores y a los fabricantes de materiales que hayan innovado sus productos», según expuso el presidente de Aecopa. Gabriel Rubí reconoció que las revisiones y las mejoras que impliquen «son a veces costosas, pero necesarias y, a la larga, beneficiosas para todos».

Y es que tres de cada cuatro viviendas en Castilla y León suspenden en eficiencia energética, según subrayó el representante del sector de la construcción, dado que casi el 18% de los pisos tienen más de 65 años. En concreto, son 304.815, que se construyeron antes de 1951. Y más de la mitad de las 1.718.752, viviendas de la comunidad (el 51,8%) tienen 25 años o más.

En estas circunstancias, las mejoras en los pisos constituyen un importante yacimiento de actividad para un sector que en la provincia ve incorporarse con lentitud el repunte de la construcción de vivienda nueva. Palencia es, de hecho, la tercera provincia de la región que más revisiones de viviendas tendrá que hacer, después de León y Valladolid.

En la misma línea, y teniendo en cuenta la edad de los edificios, la rehabilitación será otra de las fuentes de negocio para el sector. Tan es así que el presidente afirmó que «se ha convertido en una actividad clave», y añadió que «es la única posibilidad de supervivencia para muchas empresas medianas y pequeñas».

Estabilidad política

El presidente de Aecopa expresó ayer ante los constructores su convencimiento de que este año «será mejor que 2015» en cuanto a edificación nueva. Gabriel Rubí indicó que este año se venderán más viviendas «porque hay casas para todos los bolsillos», a lo que se une el abaratamiento de los tipos de interés. Pero «los jóvenes lo tendrán difícil y seguirán siendo la asignatura pendiente». Y otro aspecto a tener en cuenta es que estos son parámetros de ámbito nacional, con repercusión «más lenta» en la provincia.

En cuanto a la obra pública, el presidente no se anduvo con ambages. «Ha sido un año catastrófico para la obra pública en Castilla y León y en Palencia», aseveró en uno de los primeros apartados de su intervención. Gabriel Rubí admitió su equivocación al pronosticar que los años de elecciones eran buenos para la contratación pública, ya que 2015 fue el de más citas electorales de la historia reciente de España y fue peor que 2014. La prueba es que el año pasado en el ámbito nacional solo se adjudicaron 788 millones de los 1.585 previstos. Es más, está previsto que este año la licitación caiga un 15% respecto al año pasado.

En Palencia está prevista una inversión de 125 millones en obra pública de las administraciones central, autonómica y local. En el primer trimestre se han licitado 20,13 millones y se han adjudicado 2,7. El grado de cumplimiento hasta ahora es del 2,21%.

Llamamiento a la asociaicón para «resistir y potenciarse»

La apuesta del presidente, que lleva 26 años al frente de Aecopa, es potenciar a asociación, que ha pasado de los 80 integrantes que tenía en 2008 a los 40 que hay actualmente. De ahí el llamamiento a los empresarios a que se asocien, porque «será beneficioso para ambas partes», afirmó Gabriel Rubí. Argumentó que el sector necesita a la asociación porque cada día son más complejas las relaciones con las administraciones, los sindicatos y la sociedad y «tenemos que defender los intereses del sector». A su vez, la asociación ahora necesita al secto «para resistir, para potenciarse», subrayó Rubí.

De forma paralela, los constructores reclaman mayor inversión pública y consideran imprescindible la estabilidad política para reactivar la inversión, según indicó el representante del sector en Palencia.

Reconocimientos

En la asamblea hubo lugar también para los reconocimientos. Uno de los homenajes fue para Luis Vicente de la Torre del Valle por sus 22 años de afiliación a Aecopa, al que se le entregó una placa acreditativa.

Asimismo, se dio a conocer el acuerdo unánime de la directiva de la asociación de proponer a Braulio González Carranza, de la empresa Bragoca, para el premio APCE, por su trayectoria en el sector inmobiliario. El premio que concede federación de construcción, se entregará en Madrid, el próximo 5 de octubre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos