Brañosera con la cultura

Participantes en el acto cultural celebrado en Brañosera./
Participantes en el acto cultural celebrado en Brañosera.

El primer municipio español recuerda a Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso

NURIA ESTALAYO

«En un lugar de la Braña de cuyo nombre no quiero acordarme, vivía un Conde». Ese lugar es Brañosera; el conde, Munio Núñez, quien otorgó el fuero de Brañosera en el año 824, y estas palabras fueron pronunciadas ayer por el alcalde del municipio norteño, Jesús Mediavilla, emulando el inicio la universal novela cervantina. El regidor introdujo así el homenaje que el municipio quiso rendir ayer a los tres grandes de la literatura universal cuyo fallecimiento, acontecido hace cuatro siglos, se conmemora estos días.

Mediavilla resaltó que «la vida no solo proviene de la economía y queremos que también vengan a compartir cultura y saber». «Por eso estamos aquí», declaró el regidor, habiendo antes ensalzado a las gentes de la Braña que ya en el siglo IX actuaron como quijotes intentando buscar el paraíso.

Pero en Brañosera se habló fundamentalmente, en este día del libro y de la Comunidad castellana y leonesa, de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y del Inca Garcilaso de la Vega, cuyas muertes se sitúan el 23 de abril de 1616. Aunque, según aclararon ayer, el único que realmente falleció ese día fue el autor andino, pues la muerte de Cervantes aconteció ese mismo año, pero el 22 de abril, y la del dramaturgo inglés el 3 de mayo, según el calendario gregoriano.

Para este especial homenaje acudieron al salón de actos de la Casa Consistorial del primer municipio de España el Cónsul de Perú en Castilla y León, José Carlos Palomino Vergara, y la filóloga, editora y profesora de literatura y lengua, Yolanda Lobejón Sánchez. Se contó, asimismo, con la participación de la concejala del Ayuntamiento brañoserense, Lourdes Fernández; la novelista palentina Alba Calderón y el escritor y articulista Guillermo de Miguel Amieva, quien llevó a cabo la presentación de su libro Don Quijote Iniciado. También el Instituto Cervantes quiso estar presente, y gracias a las nuevas tecnologías, su directora de Cultura, Beatriz Hernanz, envió un saludo al municipio de Brañosera.

Palomino Vergara explicó quién fue el escritor e historiador Gómez Suárez de Figueroa, apodado Inca Garcilaso de la Vega, figura de enorme relevancia en Perú, entre sus ancestros, según indicó el cónsul, se encuentran los poetas palentinos Jorque Manrique y el Marqués de Santillana. Palomino resaltó del legado del Inca Garcilaso de la Vega su obra novelada sobre la Historia del Perú, al dejar plasmada la cultura oral andina en textos escritos.

Por otro lado, el diplomático peruano resaltó cómo el intelectual inca fue el primer mestizo que se mostró orgulloso de su mestizaje, y cómo ensalzó y defendió la mezcla de razas como un enriquecimiento de las personas.

Por otra parte, El Ayuntamiento de Brañosera, la Asociación El Fuero y Arpi (Asociación para la Recuperación de Patrimonio Industrial) organizadores de los actos de celebración del día del libro han querido complementar el homenaje brindado a los ilustres literatos con la puesta en marcha del primer Mercadillo del Libro Usado. Desde la mañana de este sábado sábado y durante toda la jornada del domingo permanecerá abierto esta venta y trueque de libros en el centro Cultural Casa del Pueblo de Vallejo de Orbó, invitando a todos, particulares y profesionales a acercarse a esta antigua localidad minera para vender o intercambiar sus libros usados y disfrutando al mismo tiempo de la proyección continuada de audiovisuales sobre la obra de Cervantes. «Es el primero, pero no queremos que se acabe aquí, queremos darle continuidad al mercadillo y probablemente lo repetiremos en verano cuando el pueblo esté más animado y haya más vecinos», comentó José Luis Ruiz, presidente de Arpi.