Azufre para aumentar la producción agraria

Una de las nvestigaciones con azufre efectuada en una tierra por el Centro Tecnológico Agrario./
Una de las nvestigaciones con azufre efectuada en una tierra por el Centro Tecnológico Agrario.

El Centro Tecnológico Agrario trabaja con Repsol en un proyecto para valorar este residuo y los efectos positivos que tiene para el campo

CONCHI VICENTEIcal

Tras cuatro años de investigación por parte de técnicos del Centro Tecnológico Agrario y Agroalimentario (Itagra), la práctica y la experimentación han confirmado la teoría de que el azufre corrige el PH del suelo para rebajarlo y lograr una mejor asimilación de diferentes oligoelementos por parte de los cultivos. Esta mejora en la asimilación de las plantas de elementos como nitrógeno, fósforo, calcio o magnesio conlleva un incremento de la producción que oscila entre un 5% y un 20%.

Manuel Calvo, responsable de la unidad de Agronomía de este centro de investigación ubicado en pleno campus universitario de Palencia, añade que el azufre no solo incrementa la producción, sino que su aplicación en la agricultura también conllevaría un abaratamiento en los costes, ya que se supondría una reducción de abonos y fertilizantes de entre un 20% y un 40%.

Desde hace cuatro años

Esfer. Valorización y conversión de azufre elemental en fertilizante de alto rendimiento es el nombre que recibe este proyecto en el que está inmerso el Itagra desde hace cuatro años contratado por la compañía Repsol, que de esta manera trata de buscar un uso a un residuo para el que no tiene salida.

Manuel Calvo puntualiza que el uso de azufre en agricultura no sería como fertilizante, sino como una enmienda, ya que con su distribución en los campos de cultivo cada cuatro o cinco años sería suficiente para lograr los efectos deseados y rebajar el uso de abonos.

Aunque el proyecto arrancó con financiación de los fondos del programa Feder-Interconecta, en estos momentos es la multinacional energética y petroquímica española la que asume todos los costes. Las primeras pruebas para buscar un uso agrícola al azufre comenzaron hace varios años en el centro tecnológico de la compañía en Móstoles (Madrid), para después pasar el proyecto al Itagra. Varios ensayos en invernaderos y en el campo con varios formatos y distintos cultivos llevados a cabo por el Centro Tecnológico Agrario y Agroalimentario ya han arrojado resultados satisfactorios.