La cosecha de cereal crece un 2% pese a la sequía y la reducción de superficie

La consejera, en una cosechadora, en Páramo de Boedo. /
La consejera, en una cosechadora, en Páramo de Boedo.

La superficie sembrada en Castilla y León es de 1,8 millones de hectáreas con una producción de unas 5,4 millones de toneladas

EL NORTEpalencia

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha presentado los datos de superficie y la previsión de cosecha en Castilla y León en un finca de trigo de secano del término municipal de Páramo de Boedo, donde actualmente se está cosechando. En la comunidad, la superficie sembrada de cereales de invierno en 2014 ha alcanzado los 1,84 millones de hectáreas y se estima que la producción total de cereales esté en torno a los 5,4 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 2%. La producción de Castilla y León supone el 39% de la que se prevé cosechar a nivel nacional con unos 13,8 millones de toneladas.

Con el 70% de la superficie cosechada, Milagros Marcos ha señalado que los rendimientos de cereal han estado condicionados por la climatología adversa, principalmente la ausencia de precipitaciones y las altas temperaturas del mes de mayo, que han dado lugar a un grano de menor calidad y, por lo tanto, de menor peso específico.

En todas las provincias se ha constatado un incremento de los rendimientos medios respecto al pasado año excepto en Burgos, donde han influido las altas temperaturas al final del ciclo y el exceso de precipitaciones e inundaciones que se produjeron en invierno en comarcas como Las Merindades, que incluso limitaron el poder efectuar las siembras más tardías.

A pesar de esta circunstancia, Burgos es la provincia en la que, según la previsión, va a haber una mayor producción con más de 1,3 millones de toneladas, seguida de Valladolid, con 913.953, y Palencia, con 874.124 toneladas.

La consejera de Agricultura y Ganadería ha destacado que una de las características que se pueden reseñar de la campaña agrícola es la gran variabilidad de los rendimientos medios de las distintas parcelas, incluso en un mismo municipio. Esto se ha producido bien por factores como el tipo de suelo y la capacidad de retención de agua, por el ciclo de cultivo de las distintas variedades o por cuestiones que cada vez cobran mayor importancia relacionadas con la rotación de cultivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos