La construcción emerge y fija el rumbo hacia la rehabilitación de edificios

Gabriel Rubí (derecha) entrega una placa a la empresa Ferjosa, al cumplir 22 años como afiliada. /
Gabriel Rubí (derecha) entrega una placa a la empresa Ferjosa, al cumplir 22 años como afiliada.

La asociación Aecopa refleja mayor optimismo en su asamblea anual al considerar que el sector tocó fondo en 2014

J. OLANO OLAZABAL

Después de haber tocado fondo en 2014 tras unos duros años de crisis, el sector de la construcción comienza a subir hacia la superficie. Es la percepción que lanza la Asociación de Empresarios de la Construcción e Industrias Afines (Aecopa), que en la noche de este jueves celebró su asamblea anual bajo la presidencia de Gabriel Rubí, que lleva al frente 25 años de los 37 de vida que tiene el colectivo.

Los 44 asociados, llamados a las urnas el 13 de julio

No quiso desvelar la incógnita Gabriel Rubí sobre si volverá a concurrir a la presidencia de Aecopa, que celebrará elecciones el 13 de julio. Los 44 asociados tienen hasta el día 3 de julio para presentar candidaturas. Cualquier constructor con dos años de afiliación a la organización patronal puede optar a la presidencia, y para ser vocal bastaría con llevar un año en la asociación. Además, cada candidatura (conformada por presidente, vicepresidente y seis vocales) debe ser presentada con diez avales de otros compañeros del gremio.

Aún no se conoce públicamente si va a continuar llevando las riendas de la asociación de empresarios de la construcción, pero a todos les lanzó con énfasis el mensaje de que es hora de reinventar el sector, «no de andarse en el pasado», de innovar en el proceso productivo y de ser aún más profesionales, apostando por la rehabilitación no solo de edificio a edificio, sino de manzanas e incluso de barrios. Ahí apuntó el presidente de los constructores el dato de que en Palencia 4.500 de los 7.000 edificios censados tienen más de 40 años, y de estos casi la mitad tienen más de 65 años. «Así que hay un gran trabajo por hacer», agregó.

Rubí pidió a sus asociados (44 tras las cuatro altas de 2014, casi la mitad de los 80 que llegó a tener) una visión amplia de futuro, y lo hizo con el convencimiento de que 2015 será mejor año que el pasado, «igual que acerté diciendo que 2014 iba a ser mejor que 2013, porque este año va a ser el del despegue definitivo de la construcción en España», señaló. «Estamos superando la peor crisis del sector inmobiliario de la historia reciente», sentenció, argumentando que la venta de viviendas repuntó un 3,1% en 2014 y creció en once comunidades autónomas, al venderse 318.928 viviendas en España frente a las 309.338 de 2013 (775.300 en 2007). Es más, se atrevió a afirmar que las ventas crecerán el 7% este año, igual que el precio medio de la vivienda (en Castilla y León subió el 0,8% más en 2014) y de las hipotecas. «La banca ha recuperado el papel financiero que desde el sector se le pedía, y todos los expertos creen que es un buen momento para invertir en vivienda, y además el alquiler gana atractivo», agregó.

No fue tan optimista en cuanto a la obra pública, porque entre 2010 y 2014 la inversión se ha reducido un 64%, «y 2015 lo veo muy negro», afirmó apelando a la necesidad de equipamientos en sanidad y educación.

La asamblea celebrada en el hotel Castilla Vieja sirvió también para reconocer a la empresa Materiales de Construcción Ferjosa para conmemorar los 22 años de afiliación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos