El alcalde pide al ministro de Defensa un compromiso con la Fábrica de Armas

Los diputados Enrique Martín y Celinda Sánchez, con el acalde y Pedro Morenés en el Congreso./
Los diputados Enrique Martín y Celinda Sánchez, con el acalde y Pedro Morenés en el Congreso.

Los trabajadores se manifestarán el lunes para entregar en la Subdelegación de Defensa 10.000 firmas de apoyo

EL NORTEpalencia

El regidor palentino solcitó al ministro de Defensa que estudie todas las vías de solución posibles para «lograr que la factoría palentina se convierta en pieza clave de la estrategia de suministro del Ejército español».

Tras su encuentro con Pedro Morenés, el alcalde indicó también que el Ministerio de Defensa tiene previsto convocar otros contratos de suministro de munición este año, a los que puede optar la fábrica de Armas de Palencia, y que vendrían a suponer la misma carga de trabajo que el contrato adjudicado ahora a la empresa estatal israelí IMI y que antes estaba en manos de la factoría palentina.

Polanco señaló también que Morenés ha insistido en que la compañía Nammo debe trabajar para que la Fábrica de Armas de Palencia «sea competitiva tanto dentro como fuera de nuestro país, condición indispensable para garantizar su futuro».

Movilizaciones

Mientras, desde el comité de empresa, que se reunió en la tarde del martes con Morenés, se ha decidido mantener las medidas de presión hasta que esos nuevos contratos marco para la fabricación de municiones se convoquen y se haga en unas condiciones en las que la factoría palentina pueda competir, según recoge la agenciaEfe.

«El ministro se comprometió a estudiar la situación, pero nosotros no estaremos tranquilos hasta que no veamos carga de trabajo y pedidos», ha manifestado el secretario del comité, Jesús Sardón.

De hecho , el ministro confirmó que la adjudicación del contrato de 60 millones de cartuchos a la empresa israelí «no tiene marcha atrás» pero que se sacarán otros dos contratos de munición próximamente.

«Nosotros pedimos que esa convocatoria se haga por concurso y no por subasta directa, y que de alguna forma se prime a la industria española», indicó Sardón.

Los trabajadores exigen además que se agilice el proceso ante la incertidumbre de un año electoral, en el que puede cambiar el Gobierno y con él las promesas y los compromisos, y para que se pueda garantizar la carga de trabajo en la planta palentina, actualmente al 15% de su capacidad. «Seguiremos presionando hasta que veamos los pedidos», insistió Sardón. Así, el próximo lunes los trabajadores se manifestarán por las calles de Palencia para entregar en la Subdelegación del Gobierno las 10.000 firmas de apoyo que han conseguido.