El programa Incorpora facilita empleo a 101 personas vulnerables

Más de la mitad de los puestos de trabajo del año pasado son discapacitados y el resto, en riesgo o en situación de exclusión

EL NORTE

El programa de integración laboral Incorpora, que desarrolla La Caixa, facilitó en Palencia 101 puestos de trabajo a personas vulnerables a lo largo de 2014, frente a los 91 de 2013. De los 101 empleos, 59 corresponden a personas con discapacidad y 42 a personas en riesgo o situación de exclusión.

Este balance ha sido posible gracias a la implicación de 45 empresas palentinas en este proyecto de responsabilidad social corporativa y a la colaboración de dos entidades sociales (Cocemfe Castilla León y Foremcyl), que son las encargadas de desarrollar Incorpora en la provincia.

Esta consolidación del proyecto, incluso en la actual coyuntura económica, pone de manifiesto que, a través del programa, las empresas encuentran una vía para contribuir a la mejora de su entorno más inmediato. Esto les permite, además, contribuir a paliar, en la medida de sus posibilidades, una de las problemáticas sociales que más preocupan a los ciudadanos, el paro.

En definitiva, Incorpora ofrece a las empresas un servicio gratuito de asesoramiento y acompañamiento en acciones de responsabilidad social corporativa, en este caso centradas en la integración laboral de personas en situación de vulnerabilidad.

El programa de integración laboral de la La Caixa, en marcha desde 2006, se dirige prioritariamente a personas con discapacidad, parados de larga duración, exreclusos, inmigrantes, jóvenes en riesgo de exclusión y víctimas de la violencia de género, entre otros colectivos.

El objetivo principal de Incorpora es construir puentes entre las empresas y las entidades sociales que se dedican a la integración laboral para crear un clima de entendimiento entre ambas bandas que se traduzca en oportunidades para los más desfavorecidos como mecanismo para combatir su exclusión social.

En respuesta a la actual coyuntura, una de las líneas de actuación prioritarias de Incorpora este año es el impulso de acciones formativas para aumentar las oportunidades de acceso al mundo laboral de los usuarios del programa con menores posibilidades de encontrar un empleo.

Cada acción formativa tiene una duración de entre 250 y 300 horas, incluyendo prácticas no laborales en empresas, que constituyen un recurso para que los empresarios desarrollen su responsabilidad social corporativa.

En esta línea, el principal objetivo del programa Incorpora es adaptar la oferta formativa a la demanda empresarial de cada zona, centrándose en los perfiles más demandados. Otra de las claves de estas acciones formativas es el empoderamiento de los participantes a lo largo de todo el proceso para reforzar su autoestima y autonomía, favoreciendo al mismo tiempo su corresponsabilidad.

Está previsto que este año 8.000 usuarios de Incorpora participen en acciones formativas repartidas por todas las comunidades autónoma.