Fuentes saca los colores al país

Laura Antolín y Ana Matía leen los tradicionales refranes de San Antón ante numerosos vecinos./
Laura Antolín y Ana Matía leen los tradicionales refranes de San Antón ante numerosos vecinos.

Los refranes de San Antón y el reparto de productos de la matanza reúnen a numerosos vecinos

RAQUEL MARTÍNEZ CARRASCAL

La abdicación del rey Juan Carlos I y los primeros pasos como monarca de su hijo Felipe VI, la muerte de Adolfo Suárez y la de la Duquesa de Alba, y la irrupción en el panorama político español de Podemos han sido algunos de los temas de actualidad que protagonizaron los populares refranes a San Antón que se recitaron ayer frente a la iglesia de Santa María de Fuentes de Nava, a cuya restauración también han dedicado algunas estrofas los vecinos que se atrevieron con el arte del verso. Entre todos estos personajes también se ha colado, como lo ha hecho durante los últimos años en tantos otros sitios, el pequeño Nicolás, quien estuvo presente en tres de los cinco refranes.

Tras sacar los colores al país, los vecinos también se han atrevido con la actualidad más cercana, la que afecta a su localidad, dedicando versos al ansiado y ya en marcha arreglo de la iglesia de Santa María, al nuevo y joven párroco, y a los topillos. Y entre críticas y halagos también se han colado varias reivindicaciones, algunas que afectan a los vecinos de Fuentes de cerca, como el arreglo de la carretera de la Nava, y otras extensivas al resto de la población, como las pensiones o las becas.

Los refranes a San Antón, una tradición muy arraigada en Fuentes de Nava que pervive gracias al interés que muestran los niños y jóvenes de la localidad, han congregado a numerosos vecinos y visitantes llegados desde otras localidades de la comarca. También la matanza del cerdo, que tuvo lugar antes de los refranes y estuvo amenizada por los Dulzaineros de Campos, logró captar la atención de distinto público y dejar boquiabierto a más de un niño que desconocía el proceso completo de este ritual.

Y mientras la mayoría de los vecinos disfrutaba de una mañana completa de matanza y refranes, un poco empañada por el frío y la fina e intermitente lluvia, un grupo de mujeres pertenecientes en su mayor parte a la Asociación Cultural El Postigo se afanaban en la peña La Parpaja por preparar el picadillo y la morcilla que se repartió después en forma de más de mil raciones. «Les estamos muy agradecidos, ya que colaboran con el Ayuntamiento de Fuentes de Nava en todo», destacaba la teniente de alcalde de la localidad, María José Prieto. En una sala contigua, otras mujeres daban los últimos retoques a la morcilla, que se encargaron de preparar durante toda la jornada del viernes.

Al término de los refranes a San Antón, todos los asistentes guardaron su turno para recoger su ración de picadillo y morcilla, regada con vino o agua en función de la edad de cada comensal. Un rico tentempié que sirvió para calentar el estómago en una fría pero agradable mañana que, como cada año, les volvió a reunir en torno a una de sus tradiciones más arraigadas.