El Ayuntamiento perderá a tres de sus ediles históricos y el PP, a dos de sus pesos pesados

La corporación municipal, en un pleno. /
La corporación municipal, en un pleno.

La mayoría de los concejales se muestra proclive a seguir otro mandato, pero no lo desvela

JOSÉ MARÍA DÍAZ DÍAZ

Unos son más reticentes a abordar la cuestión que otros. La mayoría prefiere ponerse a disposición del partido o quedarse a la espera de que el candidato de turno a la Alcaldía les llame antes de pronunciarse sobre su deseo, o no, de continuar en la corporación municipal. Sin embargo, unos pocos no tienen ningún reparo en mostrar su entusiasmo por la labor municipal y ofrecerse abiertamente a continuar como ediles, mientras que también los hay que hablan abiertamente de su renuncia a la actividad en el Ayuntamiento y anuncian que no continuarán en el próximo mandato, aunque sea el propio cabeza de lista de su partido el que les solicite su permanencia.

En esta situación se encuentran dos de los nombres más importantes del actual equipo de gobierno municipal del PP, el primer teniente de alcalde y edil de Servicios Sociales y Empleo, Miguel Ángel de la Fuente, y el concejal de Hacienda, Isidoro Fernández Navas, quienes consideran que su etapa municipal concluirá el próximo mes de mayo, cuando se celebren las elecciones locales.

Los motivos de abandono de ambos ediles populares son bien distintos. Mientras que Fernández Navas se marcha después de 28 años en el Ayuntamiento, para Miguel Ángel de la Fuente este ha sido su primer mandato. El primero todavía no ha anunciado oficialmente su decisión de no continuar, pero en diferentes ámbitos ha manifestado que ya había dado todo lo que podía dar por el Ayuntamiento y que se marchaba muy satisfecho de haber logrado encauzar las cuentas municipales en un contexto económico extremadamente difícil. «Han sido 28 años de dedicación completa, siempre en áreas muy complejas, y tomándomelo muy a pecho. Creo que ya lo he dado todo y no tengo ya ninguna aspiración más en política, ni tampoco algo que me incentive. Creo que es el momento de recuperar todo lo que he perdido durante tantos años en lo personal y en lo familiar», señala Fernández Navas.

Por su parte, Miguel Ángel de la Fuente presenta la ambivalencia de quien se muestra satisfecho del trabajo realizado, pero también el hartazgo de algunos aspectos de la actividad política, como el escaso eco que las demandas de Palencia han encontrado en otras administraciones en las que el gobierno es de su mismo signo político. «Abandono la política municipal, y no sé si mi partido querrá disponer de mí para otros sitios, pero sí puedo decir que me voy muy satisfecho de lo que hemos conseguido. Creo que he cumplido la mayor parte de mis objetivos, aunque también me duele que haya faltado apoyo a Palencia y que no hayamos tenido lo que realmente nos merecemos», explica.

Pero no serán los únicos que se marchan por propia voluntad. También en el PSOE hay nombres importantes que se caen de la lista de cara a las próximas municipales. Además del consabido Heliodoro Gallego, que, como Fernández Navas después de 28 años, da el relevo como cabeza de lista a la senadora y secretaria provincial del PSOE, Miriam Andrés, también la veterana Isabel Rodríguez, mano derecha de Gallego durante los últimos cuatro mandatos municipales, manifiesta abiertamente que no seguirá, dado que su compromiso personal era con la figura del anterior candidato socialista. «Con él llegué y con él me voy», manifestó ayer la edil socialista. En términos parecidos se pronuncia también otra concejal del PSOE, Maricruz Castrillo, que solo ha ocupado el escaño municipal durante estos tres años y medio, aunque como pareja del anterior concejal de Urbanismo del PSOE, Alberto Combarros, ha pasado los últimos tres mandatos muy próxima a la vida municipal.

Al final, la nómina de los que no seguirán como concejales será mucho más amplia que los cinco citados, pero no será ya, en la mayor parte de los casos, por voluntad propia, sino por decisión del candidato de su partido, puesto que, a pesar de las reticencias para expresarlo abiertamente, la gran mayoría de los ediles sí se muestra dispuesto a continuar.

Casos diferentes son los del alcalde y el presidente de la Diputación, cuya continuidad está condicionada también por la decisión de la dirección del PP, aunque todo apunta a que serán revalidados en sus puestos.

 

Fotos

Vídeos