Una treintena de palentinos defienden la unidad nacional antes del 9-N catalán

El médico Francisco Igea lee el manifiesto ante los palentinos concentrados en la Plaza Mayor./
El médico Francisco Igea lee el manifiesto ante los palentinos concentrados en la Plaza Mayor.

La concentración fue convocada en la Plaza Mayor por la organización ciudadana Libres e Iguales

EL NORTE

La defensa de una ciudadanía común es el mensaje que este sábado ha transmitido el portavoz en Palencia de la organización Libres e Iguales, que había convocado en la Plaza Mayor una concentración para defender la unidad nacional en la víspera de la celebración de la consulta en favor de la secesión de Cataluña. El medico del Complejo Hospitalario de Palencia Francisco Igea leyó el documento, que comienza con la afirmación de que «todos nosotros tenemos la suerte de vivir en un Estado de derecho».

Y continúa: «En España compartimos una Constitución que ampara nuestros derechos y fija nuestros deberes. Dentro de sus límites, podemos diseñar nuestro perfil político: compartirlo con otros muchos o elegir ser distintos a todos los demás. Nuestra ciudadanía no está condicionada por el lugar donde hemos nacido o vivimos, ni por nuestro origen familiar, ni por nuestros gustos culturales o ideológicos. Somos ciudadanos, es decir gobernantes, del territorio plural que gestiona nuestro Estado».

Sobre la consulta catalana, el documento destaca que «en una de las regiones españolas, tan nuestra como el resto, se va a proceder a un acto simulado de democracia con la intención de privarnos de una parte de nuestra soberanía ciudadana y de mutilar nuestros derechos políticos». «Queremos denunciar alto y claro este atropello. Queremos seguir compartiendo con todos los ciudadanos españoles nuestra soberanía. Queremos defender este país unido ante los que pretenden su mutilación sectaria. No reconocemos legitimidad alguna a los intentos de fragmentar nuestra ciudadanía apelando a supuestos derechos preconstitucionales», continúa el manifiesto.

Libres e Iguales exige, por último, al gobierno del Estado español que «defienda con firmeza nuestra ciudadanía común».

Concentraciones como la de ayer en Palencia se han celebrado en medio centenar de ciudades españolas.