Maristas y Santa Clara se suman al plan PIPE de mejora de la enseñanza de idiomas

Antonio Guerra, en el centro, con profesores del colegio Maristas –a la izquierda, el director, Javier Velasco– y otros representantes de Escuelas Católicas Castilla y León, debajo de la placa./
Antonio Guerra, en el centro, con profesores del colegio Maristas –a la izquierda, el director, Javier Velasco– y otros representantes de Escuelas Católicas Castilla y León, debajo de la placa.

La Providencia, San José, Dominicas y Angelinas son los otros cuatro centros en los que funciona este programa de plurilingüismo educativo

El Plan Integral de Plurilingüismo Educativo (PIPE), creado por Escuelas Católicas Castilla y León, pretende potenciar, mejorar y estandarizar la enseñanza de idiomas en diferentes campos educativos de forma global, compatible y con resultados avalados y certificados por entidades de reconocimiento mundial.

Para este curso se han adscrito en Palencia los colegios Marista Castilla y Santa Clara de Asís, con lo que son seis los que funcionan con este programa, que ya estaba implantado en los colegios concertados Nuestra Señora de la Providencia, Santo Domingo de Guzmán, San José, y Santo Ángel.

En Castilla y León, se adscriben a este plan 15 nuevos centros, sumando así 60 colegios de Escuelas Católicas Castilla y León los que participan en este innovador modelo educativo de idiomas. Según los datos que maneja Escuelas Católicas Castilla y León (la organización más representativa de titulares de centros concertados), el 76% de los centros adscritos a esta entidad poseen una sección bilingüe autorizada por la Junta de Castilla y León. Sin embargo, Escuelas Católicas Castilla y León pretende ir más allá en la mejora educativa en idiomas y por eso, en el curso 2011-12 creó el plan PIPE.

Escuelas Católicas agrupa a 193 centros de Castilla y León y cuenta con 105.000 alumnos escolarizados, lo que representa el 30% del total de niños de la región.

El mismo objetivo de las secciones bilingües oficiales

El programa PIPE pretende reforzar la enseñanza de los idiomas, objetivo que ya se trabaja con intensidad desde las secciones bilingües autorizadas por la Junta de Castilla y León (33 en total en este curso en la provincia de Palencia). Algunos centros lo están haciendo incluso con más hincapié a través de las secciones bilingües, que comenzaron a funcionar en 2006 en los colegios Marqués de Santillana y Modesto Lafuente de la capital, y en el centro San Gregorio de Aguilar de Campoo, y que para este curso hace que sean 23 los centros de Primaria y 10 los de Secundaria los que tengan este programa implantado.

La cifra se eleva hasta 33 a raíz de la incorporación este curso de los colegios Santo Ángel y Santa Clara de Asís, que incorporan la sección bilingüe en Secundaria después de años de trabajo en Primaria, y de los institutos Virgen de la Calle y Santa María la Real. En el pasado curso fueron el instituto Trinidad Arroyo, el colegio Marista y el Blanca de Castilla de Palencia, y el centro Nuestra Señora de la Piedad de Herrera de Pisuerga los que lo establecieron.

El Plan Integral de Plurilingüismo Educativo ofrece un valor añadido a la enseñanza de idiomas, ya que facilita al alumno y a su entorno un contacto directo, natural y continuo con los idiomas. La apuesta por el plurilingüismo (el alumno se acerca al inglés, francés, alemán y en algún centro incluso al chino) es lo que diferencia este plan educativo y ofrece a los alumnos una garantía de aprendizaje sencillo y directo.

Durante el curso pasado hasta 2.500 niños de Castilla y León participaron en actividades extraescolares relacionadas con el plan PIPE. De ellos, 1.258 alumnos consiguieron una certificación oficial en idiomas. Además, 247 profesionales de la educación participaron en los diferentes cursos de formación que ofrece PIPE y se logró dotar de 13 asistentes de conversación nativos a los colegios con este programa en funcionamiento.

El Plan PIPE persigue implementar y optimizar la eficacia de la enseñanza de idiomas en la escuela basándose en el incremento cualitativo y cuantitativo de la enseñanza del inglés como segunda lengua; en la programación de una formación específica para el profesorado;en la evaluación externa, tanto del alumnado como del profesorado y de los miembros de la comunidad educativa del centro con agentes evaluadores de prestigio como Cambridge Esol y Trinity College London.

El secretario autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Antonio Guerra Pardo, visitó el miércoles los colegios Maristas y Santa Clara, los dos nuevos centros que ya han obtenido la placa acreditativa personalizada que reconoce su participación y compromiso con el plan PIPE.