El Quesos Cerrato vence sin piedad al Ávila y jugará la final contra el Autocid Ford Burgos

Dani Rodríguez penetra a canasta en el partido de ayer. /
Dani Rodríguez penetra a canasta en el partido de ayer.

El partido se resolvió en el segundo cuarto, cuando los morados consiguieron irse en el marcador y acumular una ventaja insalvable

DANIEL DE LA TORREpalencia

El Quesos Cerrato doblegó ayer a un Óbila Baloncesto que solo estuvo vivo durante el primer cuarto. Los espectadores del Marta Domínguez vivieron en el encuentro anterior -donde Burgos ganó con una canasta final y por la mínima- un encuentro muy igualado. Pero el partido de las 21:00 horas fue todo lo contrario.

Fotos

Entre los alicientes del choque entre el Quesos Cerrato y el Óbila Baloncesto estaba el ver jugar al reciente fichaje local contra su exequipo. Y no lo hizo nada mal ayer Guillermo Justo, que metió seis puntos en su estreno en Palencia. Gabe Rogers, que presumiblemente abandonará la disciplina del Quesos Cerrato tras la Copa, metió once puntos. Entre los más destacados estuvieron Óliver Arteaga y Xavi Forcada.

El partido comenzó muy igualado, con buenas canastas por parte de los dos equipos. Dani Rodríguez, que ayer salió en el cinco inicial, arrancaba el partido con un triple marca de la casa. Arteaga y Tomas Hampl anotaban también para el Quesos Cerrato, que terminó el primer cuarto cinco puntos por encima del equipo visitante.

El segundo cuarto fue muy diferente. Los de Nacho Lezcano conseguían anotar con facilidad y hacían daño en el poste bajo. Otegui, Arteaga y McDowell sumaban con facilidad y obligaban al técnico David Mangas a solicitar el primer tiempo muerto del partido (25-14 y quedaba más de la mitad del cuarto por jugarse). Nacho Lezcano estaba contento con la actuación del equipo. Observaba desde el banquillo cómo su equipo seguía haciendo daño a un Ávila sin ideas en ataque y que descuidó la defensa.

Los exteriores locales seguían acribillando el aro abulense. Ayer el partido acabó con un 565% de efectividad desde la línea del 675. Ávila recurría a Sergio Rodríguez, que mantenía la intensidad y conseguía sumar desde la línea de tiros libres tras alguna falta en las penetraciones a canasta. Pero nada pudo hacer Rodríguez para enganchar a sus compañeros a un partido que se fue al descanso con un resultado adverso para sus intereses. 49-24 señalaba el electrónico al descanso.

Y el tercer y cuarto periodo no fueron mejor para el equipo visitante. El Quesos Cerrato, que se encuentra una categoría por encima de los abulenses, no se apiadó de su rival y seguía insistiendo por mediación de los bases sobre todo. La pareja que forman en la pista Forcada y Dani Rodríguez fue letal para el Ávila. Los palentinos sumaban de tres en tres, mientras el Ávila no sabía qué hacer para parar a los morados. En el último periodo, los hombres de Nacho Lezcano aflojaron un poco el pistón y permitieron acercarse a los abulenses, pero con el partido ya resuelto. Tras los cuarenta minutos de juego, 96-63 era lo que mostraba el electrónico.

Con este resultado, el conjunto local obtenía así su pase a la final de la Copa de Castilla y León. Un partido que arrancará hoy a partir de las 20:00 horas y que será la reedición de la final del año pasado. Sin duda, se prevé un choque emocionante y muy igualado.