Las visitas a la Cueva de los Franceses se incrementan un 30% respecto al año pasado

Un grupo de visitantes a la Cueva de los Franceses, en las puertas de la instalación. /
Un grupo de visitantes a la Cueva de los Franceses, en las puertas de la instalación.

La Diputación organiza varias actividades de verano dirigidas a niños y mayores en tornoa este paraje turísticode Revilla de Pomar

EL NORTEpalencia

Un total de 10.681 personas han visitado la Cueva de los Franceses en lo que va de año, lo que supone un incremento del 30% con respecto al mismo periodo del año pasado, en el que se registraron 7.618 usuarios en los siete primeros meses de 2013.

La Diputación, institución encargada de gestionar este recurso, afirma en un comunicado difundido ayer que su labor de difusión «es sin duda esencial para explicar este notable incremento de visitantes». La Cueva de los Franceses constituye un lugar privilegiado para disfrutar de la naturaleza y de otros recursos vinculados al territorio, que harán las delicias de todos aquellos que se animen a acercarse a ella.

Con este motivo, este verano la institución provincial trata de fomentar el turismo familiar mediante la puesta en marcha de varias actividades dirigidas a niños y mayores. Por ello, la Cueva amplía su horario para facilitar la visita a aquellos turistas que visiten Palencia y a aquellos palentinos que quieran disfrutar de su provincia.

Visitas en grupo

Del total de visitantes registrados en los siete primeros meses del año, la mitad realizaron la visita en grupo (bien organizados desde centros escolares, asociaciones, campamentos o en grupos particulares, principalmente familiar y amigos). Estos grupos procedían principalmente de las comunidades de Castilla y León, Cantabria, País Vasco y Madrid.

La Cueva despierta también gran interés para colegios, campamentos y asociaciones, no solo por la visita, sino también por las actividades complementarias que se desarrollan en la misma, tales como talleres y salidas por el entorno.

Los datos recogidos muestran además la importancia que el turismo familiar y escolar tiene para este recurso turístico. De los 2.422 visitantes registrados en julio, 46,33% eran familias y un 26,38% visitó la Cueva dentro del programa de actividades complementarias ofrecidas por distintos campamentos y asociaciones.

Esta formación kárstica, ubicada en el municipio de Revilla de Pomar, es «el lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza, de la familia, y para participar en actividades vinculadas a la Cueva y al Páramo de la Lora», según afirma la Diputación en su comunicado.