Enseñar valores a través de los cuentos

Una de las ilustraciones que aparecen en 'El libro de los valores para niños'. /
Una de las ilustraciones que aparecen en 'El libro de los valores para niños'.

La tolerancia, el esfuerzo, la amabilidad, la solidaridad, la convivencia y tantos otros valores son los verdaderos protagonistas de estas historias infantiles

PILAR MANZANARESmadrid

Anna Gasol y Teresa Blanch son madre e hija. Además, ellas son las autoras de los cuentos que aparecen en 'El libro de los valores para niños', editado por B de Blok y bellísimamente ilustrado por Valentí Gubianas. Un regalo perfecto para hacer a nuestros hijos esta navidad, ya que además de unos bonitos relatos este volumen recoge una serie de enseñanzas imprescindibles para vivir en sociedad.

«Cuando nacemos no sabemos diferenciar entre el bien y el mal, entre lo correcto y lo incorrecto. A través del comportamiento y el ejemplo de los adultos de nuestro entorno desarrollamos valores como la tolerancia, el respeto o la solidaridad, al tiempo que afianzamos nuestra confianza y nuestra autoestima. Pero el mundo que nos rodea muestra con demasiada frecuencia la otra cara de la moneda, los antivalores, o valores negativos, como la envidia, la violencia, la injusticia, el odio...», dicen en el prólogo. Por ello, los relatos que han escrito presentan una pequeña selección de valores que los niños pueden aprender fácilmente gracias al lenguaje coloquial, una sencilla historia y unas alegres ilustraciones.

En cada cuento se presenta una situación de conflicto entre diferentes valores y antivalores que se desarrollará hasta desembocar en un desenlace donde se ve cómo a través del diálogo y la comprensión se llega a la mejor opción para vivir felices y en harmonía. Así al final de cada historia el niño habrá aprendido un valor: la tolerancia en 'Unas vacaciones de verano', la amabilidad en 'Las zapatillas viejas', la solidaridad en 'El maestro peruano' o la convivencia en 'Refugiados', entre otros.

Es este último, 'Refugiados', un cuento de vital importancia en un mundo como el que vivimos, en el que muchas personas se ven obligadas a dejar todo atrás para poder llevar una vida que no va a ser fácil cuando se ha perdido tanto. Una historia que nos muestra cómo ellos siguen soñando y cómo los demás podemos ayudarlos.

Al final, tanto esta como todas las demás historias que aparecen en este libro ayudan al pequeño a reflexionar sobre temas que debemos hablar con ellos, porque los cuentos son una buena forma de establecer un diálogo con nuestros hijos para que conozcan el mundo que les rodea, sin ocultarles realidades que pueden parecer duras. Un diálogo que les ayuda a crecer y madurar sabiendo controlar sus emociones y venciendo inseguridades y temores en un marco de respeto que ayude a la convivencia y la amistad.

 

Fotos

Vídeos