Leña al fuego

El desplome del yuan –sin una intervención del Banco Popular de China que lo frenara– a sus niveles más bajos desde la recesión de 2008 suena demasiado a las 'represalias' anunciadas por Pekín

Representantes de China y EEUU durante un encuentro. /Pool Efe
Representantes de China y EEUU durante un encuentro. / Pool Efe
El Norte
EL NORTEValladolid

El riesgo de una guerra de divisas entre EE UU y China echa leña al fuego del insensato pulso comercial que desde hace meses libran ambas potencias y que lastra el crecimiento de la economía mundial. El desplome del yuan –sin una intervención del Banco Popular de China que lo frenara– a sus niveles más bajos desde la recesión de 2008 suena demasiado a las 'represalias' anunciadas por Pekín tras la imposición de nuevos aranceles por parte de Donald Trump a los productos procedentes del gigante asiático como para que los desmentidos oficiales resulten creíbles. La fuerte devaluación del yuan, que compensará en parte el impacto en China de las medidas proteccionistas de EE UU al hacer más atractivas sus exportaciones, agudiza la inestabilidad de los mercados también y los temores a una recesión global por sus posibles derivadas en el comercio internacional. La acusación formal de EE UU de que China ha manipulado su divisa para obtener una ventaja competitiva sitúa las relaciones entre ambos países en su situación más crítica en varias décadas, al margen de exponer a Pekín a posibles sanciones del FMI.