Fantasía y pataleo

«Tras lo de ayer en el Congreso, ¿cómo no tendremos el sambenito de la España cómica? »

En la primera fila, el presidente del Gobierno en funciones y secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Detrás, el presidente de VOX, Santiago Abascal./EP
En la primera fila, el presidente del Gobierno en funciones y secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Detrás, el presidente de VOX, Santiago Abascal. / EP
Rosa Belmonte
ROSA BELMONTEValladolid

Cualquier cosa que leo de 1918 en 'Día por día de mi calendario' (Renacimiento), de Manuel Machado, me parece que está pasando ahora. «La España trágica… ¿Y qué es eso de la España trágica? ¿Puede y deber caracterizarnos en el mundo lo trágico que, más o menos como en todas partes, exista en España?». Tras lo de ayer en el Congreso, ¿cómo no tendremos el sambenito de la España cómica? Ese Panorámix presidiendo la mesa de edad, ese Abascal sentándose detrás de Sánchez, esos rollos patateros para acatar la Constitución, el pataleo, los presos. «Ha dicho… Cambó que las aspiraciones de Cataluña, más que de índole práctica son de carácter idealista». Entiende Machado que de las justas aspiraciones autonómicas hay que discernir lo que «sólo es miraje ilusorio, delirio imaginativo, lujo palabrero, fantasía desapoderada e idealismo más o menos ful». Nadie como el Machado bueno ha descrito mejor lo de estos pollos separatistas y sus adláteres.