La digna

Delgado tiene como soga al cuello para la renovación sus conversaciones con Villarejo en 2009

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, en los actos de recuerdo a las más de 8.000 víctimas españolas del nazismo./Efe
La ministra de Justicia, Dolores Delgado, en los actos de recuerdo a las más de 8.000 víctimas españolas del nazismo. / Efe
ROSA BELMONTE

A la digna puede costarle el ministerio lo del día que prefirió no serlo. Aunque ahora lo haya sido. Dolores Delgado se marchó del acto de recuerdo a las víctimas españolas del nazismo cuando la directora de Memoria Democrática de la Generalitat (el cargo es para echarse la mano a la cartera) relacionó lo que ella cree que son presos políticos con los muertos en Mauthausen. Delgado tiene como soga al cuello para la renovación sus conversaciones con Villarejo en 2009 (también la posición del Estado sobre demandas y acusaciones en el asunto catalán). Que si relaciones con menores de jueces y fiscales, que si las putas son éxito seguro para manejar señores, que si maricón a Marlaska… Una machorra. Rafael Amargo le dijo a Emma García que tras una ruptura con una mujer, lo que pierde es el bolsillo. La presentadora, ofendida, le pidió que rectificase. Lo que me gusta de Delgado es que habría dado la razón a Amargo, no como esa tiquismiquis.