Unidas Podemos libra a Pedro Sánchez de acudir al Congreso esta semana

Pablo Iglesias. /Blanca Castillo
Pablo Iglesias. / Blanca Castillo

Calvo comparecerá este jueves en un pleno extraordinario para explicar la gestión de la crisis del Open Arms

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

No todos los puentes parecen dinamitados. A menos de un mes para que el reloj electoral se ponga en marcha y con las negociaciones rotas, Unidas Podemos no forzó este martes la comparecencia extraordinaria en el Congreso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por la crisis del Open Arms, como habían solicitado el PP y Ciudadanos. La formación morada prefiere que sea la vicepresidenta Carmen Calvo la que acuda a la Cámara baja este jueves para dar explicaciones.

La coalición que lidera Pablo Iglesias circunscribe toda la responsabilidad de la gestión de la crisis del barco humanitario, que estuvo a la deriva veinte días con más de un centenar de inmigrantes a bordo, a la número dos del Ejecutivo porque Sánchez estaba de «vacaciones».

Unidas Podemos censuró al Gobierno por tardar 17 días en autorizar al Open Arms a arribar a las costas españolas y por amenazar a la ONG catalana con multarla porque «no tiene permiso para rescatar». La diputada Noelia Vera le recordó este martes a la vicepresidenta que la cuestión no es «si es legal o no rescatar a personas». «Lo único ilegal -aseveró- es mirar a otro lado». Y aunque el partido morado reconoció «la torpe y tardía gestión» que hizo el Gobierno socialista del Open Arms, trató de mostrar un tono conciliador. Vera aseguró en su intervención que su formación no quiere hacer «escarnio» de esto y que el Ejecutivo sabe «hacer las cosas de otra manera». «Lo siento en el alma si (Calvo) tiene que venir a explicarlo», remarcó.

Inestabilidad del Ejecutivo

El debate en la primera reunión de la Diputación Permanente, después de que echase andar en julio, fue tenso. El PP acusó al presidente de estar «desaparecido» y achacó a la inestabilidad del Gobierno, que lleva seis meses en funciones, sus «bandazos» en política migratoria. «No se puede echar la bronca a los que salvan vidas, ni esperar 17 días», le advirtió el diputado popular Carlos Rojas.

Ciudadanos censuró igualmente los giros del Gobierno en inmigración, recordando el gesto de hace un año cuando acogió a los más de 600 migrantes del Aquarius, y apuntó a «trabajar en Europa» para que nadie se tenga que jugar la vida en el Mediterráneo.

Tras la negativa de Unidas Podemos a apoyar la comparecencia de Sánchez, las dos formaciones de centro derecha se aliaron con los morados y los nacionalistas para que fuese Calvo la compareciente. «Es un tema muy importante para que el Ejecutivo no dé la cara», justifican desde Ciudadanos. Por 39 votos a favor y 30 en contra, los de PSOE y Vox, la vicepresidenta tendrá que rendir cuentas este jueves en la Cámara baja. Los socialistas confiaban en que lo hiciese a partir de al semana que viene cuando comienza el periodo ordinario de sesiones.

Unidas Podemos también avaló este martes que el jefe del Ejecutivo no acuda de forma «urgente» al hemiciclo para explicar lo tratado en los pasados consejos europeos, donde se eligió a los responsables de las principales instituciones de la UE como había solicitado el PP y el Grupo Mixto. La formación morada confía en que será el propio presidente del Gobierno en funciones quien acudirá al Congreso «cuanto antes» para rendir cuentas de las últimas cumbre europeas, como confirmó este martes el PSOE, por lo que no ven necesario hacer un pleno extraordinario con ese fin. Moncloa estaría manejando dos fechas, el 5 o el 12 de septiembre para convocar el pleno en la Cámara.

Los socialistas también contaron con el respaldo de los podemistas para retrasar la presencia de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por no haber presentado los objetivos presupuestarios de 2020 y el 'techo de gasto'. Los de Iglesias se conformaron con el anuncio del PSOE de que la ministra acudirá al Congreso, al igual que Sánchez, el mes que viene.