Torra se compromete a avanzar «sin excusas» hacia la independencia

Torra aplaude durante el acto de hoy por el segundo aniversario del 1-O. / Efe

El presidente de la Generalitat asegura que la ciudadanía plantó cara a la «barbarie» el 1-O

CRISTIAN REINOBarcelona

El Gobierno catalán en pleno ha reafirmado esta mañana su compromiso con el derecho de autodeterminación y con la República catalana declarada el pasado 27 de octubre de 2017. En el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el vicepresidente Pere Aragonès, los consejeros y buena parte de los altos cargos de la administración catalana, en un acto solemne celebrado en el Palau de la Generalitat, han reivindicado el «espíritu» del 1-O como una fecha fundacional del republicanismo que debe servir al secesionismo para «avanzar sin excusas», según el dirigente nacionalista, haca la independencia de Cataluña. Según Torra, la ciudadanía se «apoderó» hoy hace dos años, cuando plantó cara a la «barbarie» acudiendo a los colegios electorales a proteger las urnas y votando a pesar de las cargas policiales.

«Defendimos nuestros derechos asumiendo todas las consecuencias», ha señalado Torra, en un aviso para navegantes ante lo que puede pasar en los próximos días en la respuesta que prepara como reacción a la sentencia del Supremo contra los líderes del 'procés'. Torra, que el 18 de noviembre será juzgado por un delito de desobediencia, se reúne este mediodía con los presos secesionistas en Lledoners (Barcelona). En el acto en el Palau de la Generalitat se ha comprometido también a persistir hasta conseguir su libertad. Y según ha querido remarcar, el Govern se compromete tanto a llegar a la independencia y a reclamar la libertad de los presos «de la única forma en que sabemos y queremos: democráticamente y pacíficamente».

Las referencias al carácter pacífico y «radicalmente democrático» del movimiento independentista han sido constantes en los discursos, una semana después de que la Guardia Civil detuviera a nueve activistas de los CDR acusados de estar preparando atentados con explosivos y de que se haya especulado con que mantuvieron contactos con Torra y Puigdemont.

Imagen de unidad

En el acto, ha intervenido también Pere Aragonès. El Govern ha tratado de lanzar un imagen de unidad en un momento en que JxCat y ERC libran una guerra soterrada, pero han firmado una especie de armisticio hasta la sentencia del Supremo. Según Aragonès, el «espíritu» del 1-O y el del 3 de octubre, es el que deberá marcar los «desafíos del futuro» y sobre todo «este camino hacia la República catalana que será inevitable y que queremos construir para todos». A pesar de un «estado de amenaza, miedo y violencia», ha dicho, el Primero de Octubre «es y será siempre una fecha de compromiso, de afirmación, de solidaridad, de propuesta, de colectividad, de dignidad y de estallido democrático a favor del derecho a la autodeterminación», ha rematado Aragonès.

El exdirector de los Mossos critica los «intereses» y «las voces que buscan la crispación»
Andree Joan Martínez. / Efe

El exdirector general de los Mossos d'Esquadra Andreu Joan Martínez ha criticado en una carta de despedida a todos los agentes «las voces disonantes que quieren contribuir a la crispación». En la misiva, ha detallado que tras casi un año y medio en la dirección del cuerpo policial catalán, el 25 de septiembre presentó su dimisión: «Ha sido una decisión muy meditada y personalmente muy difícil de adoptar».

«Entendiendo que es lo mejor para el cuerpo, y lejos de hacerlo por interés personal, dejo el cargo con el convencimiento de que es la decisión más correcta», ha añadido. Además, ha asegurado que la ciudadanía reconoce a los Mossos como una institución capital y es de las más queridas en Cataluña «a pesar de algunos intereses que hay detrás de las voces disonantes que quieren contribuir a la crispación».