Torra, citado a declarar como investigado el 15 de mayo por los lazos amarillos

La candidata de JxCat al Congreso, Laura Borràs, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante una reunión./EFE
La candidata de JxCat al Congreso, Laura Borràs, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante una reunión. / EFE

El presidente de la Generalitat está imputado por un delito de desobediencia a la Junta Electoral y podría ser inhabilitado del cargo durante dos años

CRISTIAN REINOBarcelona

Quim Torra declarará el próximo 15 de mayo en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña como investigado por un delito de desobediencia por la polémica de los lazos amarillos. El juez instructor de la causa abierta contra el presidente de la Generalitat ha firmado esta mañana la providencia que fija la fecha para su declaración como investigado por un delito de desobediencia. Según fuentes del TSJC, la sala civil y penal del alto tribunal catalán, trasladó a la oficina de Presidencia de la Generalitat diferentes fechas posibles para la comparecencia, tanto en mayo como en junio.

Desde el Palau de la Generalitat respondieron que su preferencia era el 15 de mayo, esto es, en plena campaña de las municipales y a 10 días de la celebración de las elecciones locales y europeas. Después de la consulta con el Gobierno catalán, el instructor ha citado al presidente Torra para el 15 de mayo a las 10.30 horas, en la sala de declaraciones de la sala civil y penal. El juez cita también al fiscal superior de Cataluña, que fue quien presentó la querella contra el jefe del Ejecutivo catalán, así como a la acusación popular, para que estén presentes y puedan intervenir en la diligencia. El TSJC cita a Torra para que preste declaración en calidad de investigado, debiendo concurrir debidamente asistido por uno de los dos letrados que ha designado, o por los dos.

«Iré a defender la libertad de expresión y a asumir las consecuencias», ha afirmado Torra en un tuit minutos después de firmar la citación. «La Junta Electoral ya ha demostrado la parcialidad y la arbitrariedad de sus decisiones. No lo podemos aceptar», ha rematado. El presidente de la Generalitat, en caso de ser condenado, podría ser inhabilitado del cargo durante dos años.

El pasado 27 de marzo, la Fiscalía Superior de Cataluña presentó una querella contra Torra por un presunto delito de desobediencia, al no acatar la orden de la Junta Electoral que le obligaba a retirar los lazos amarillos y las 'esteladas' de los edificios públicos de la Generalitat. Tras la querella, el TSJC admitió a trámite la denuncia, abrió diligencias y ahora ha citado al imputado para que dé su versión de los hechos. Torra acabó retirando las pancartas que pedían la libertad de los presos y los lazos amarillos de las fachadas de los inmuebles del Gobierno catalán. Pero el dirigente nacionalista lo hizo tarde.

En la querella de la Fiscalía, se le acusa de haber incumplido, «consciente, abierta y reiteradamente», lo decidido por la Junta Electoral Central en sus acuerdos del 11 de marzo y de 18 marzo 2019, que le ordenaban la retirada en un plazo corto de las banderas no oficiales y de los símbolos que pudieran exhibirse en cualquier edificio público de la Generalitat.

El 21 marzo, después de constatar el «flagrante incumplimiento» por parte de Torra de las órdenes que le fueron comunicadas por la Junta Electoral, este organismo ordenó al consejero de Interior de la Generalitat que instara a los Mossos a retirar dichos símbolos. Por otro lado, puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía General del Estado. Según el Ministerio Público, existía «una clara voluntad de desobedecer» los dictámenes de la Junta Electoral por parte del presidente de la Generalitat.

Más información