Un preso de Huelva se corta el cuello para que le dejen volver a entrar en prisión

Un preso de Huelva se corta el cuello para que le dejen volver a entrar en prisión

Funcionarios del centro penitenciario señalan que esta persona rechazó las oportunidades de reinsertarse

EUROPA PRESSHuelva

Un hombre de 56 años de edad que, recientemente ha terminado de cumplir una condena de 37 años por un delito contra un familiar cometido en la provincia de Cádiz, se ha autolesionado en el cuello con una cuchilla este pasado sábado a las puertas de la prisión de Huelva con el objetivo de que le volvieran a dejar entrar ya que alegaba no tener donde ir si bien desde la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) han señalado que esta persona ha rechazado las oportunidades de reinsertarse.

Según ha indicado una portavoz de Acaip a Europa Press, cuando fue puesto en libertad pidió que no le dejaran salir y tras marcharse en taxi, volvió una segunda vez pidiendo que le dejaran reingresar al centro penitenciario. Ante la negativa de los funcionarios del centro, esta persona optó por autolesionarse y ante el abundante sangrado fue trasladado al Hospital Juan Ramón Jiménez de la capital onubense donde continúa ingresado.

De igual modo, desde Acaip han apuntado que este hombre posee tras salir de prisión unos 13.000 euros en su cuenta particular y se le ofreció un piso de alquiler y una habitación de albergue las cuales fueron rechazadas. Además, ha indicado que el mismo día del incidente, tenía una cita con una trabajadora social de cara a la búsqueda de un trabajo.

Asimismo, desde el organismo sindical han indicado que el ex reo ya le fue concedida la libertad condicional, por causa de enfermedad, en 2017 y fue acogido por una ONG, si bien volvió a prisión ya que «poco después» de su puesta en libertad quebrantó el beneficio penitenciario al apuñalar a otra persona.

Por todo ello, Acaip, que ha lamentado estos hechos, ha asegurado que se trata de un caso excepcional y que si bien el autolesionado no podía contar con el acogimiento de la familia, «si que se había trabajado y se le habían dado facilidades para su reinserción».